Productores y dirigentes tucumanos aguardan los detalles del acuerdo.

Este viernes se firmó el histórico acuerdo entre Mercosur y Unión Europea.

Referentes de la producción en la provincia avalaron la resolución lograda entre el Mercosur y la Unión Europea, aunque aguardan interiorizarse en los detalles.

Juan Luis Fernández (ministro de Desarrollo Productivo de Tucumán):
Por ahora, estamos en presencia de un acuerdo de tipo político. Como Mercosur, en general, y como Argentina, en particular, tendremos que ir negociando posición por posición a lo largo de los próximos años. Hasta ahora lo que tenemos acordado con el área de Agroindustria de la Nación es que el azúcar es un tema que no entrará en la discusión interbloque y que permanecerá en salvaguarda de las importaciones. Todavía existe esa protección. Por eso digo que mientras se negocien las posiciones, es sólo un acuerdo político más que comercial. Estas últimas discusiones vendrán después y llevarán largo tiempo de discusión. Probablemente años.

Luis Honorato (presidente de la Cámara de Exportadores de Tucumán):
Estamos en presencia de un proceso distinto, que nos da fuerza negociadora porque abre un mundo interesante para los negocios. El acuerdo constituye un potencial claro para las economías regionales. Las perspectivas arancelarias suelen ser un diferencial en las mesas de trabajo de los exportadores. Ahora, el acuerdo se asienta en la baja paulatina de esos aranceles en una enorme variedad de productos. Indudablemente, hay que prestar más atención al sector PyME y a las economías regionales que, en una situación de crisis como la que estamos viviendo, requiere además de una baja de la presión impositiva.

Pablo Padilla (presidente de la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino):
A prima facie, todo indica que el acuerdo implicará una baja paulatina, a 10 años, de las posiciones arancelarias. En lo inmediato, según nuestro análisis preliminar, creo que impactará en la comercialización de aceite esencial y en las cáscaras deshidratadas de limón. El jugo, a su vez, tiene una alícuota importante, y creo que irá reduciéndose a razón de un punto y medio por año. En cuanto a la fruta fresca, cuya posición actual es del 6,4, se irá disminuyendo en el transcurso de la década posterior a la firma del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. Creo que nos dará mayor competitividad a mediano plazo.

Juan Rodríguez (presidente de la Federación Económica de Tucumán):
Desde hace tiempo veníamos bregando por las cuestiones vinculadas con el libre comercio. A partir del entendimiento entre la Unión Europea y el Mercosur, habrá que leer la letra chica. Sin embargo, es un gran avance, principalmente para la reapertura de la Argentina con gran impacto en las economías regionales y la interconexión con otros mercados. Pienso que será de gran beneficio, ya que veníamos bregando  para que esto sea posible para no perder competitividad respecto de Chile o de Perú. Mientras nosotros estábamos estancados y cerrados, aquellos países se beneficiaban con los acuerdos de libre comercio. Todo lo que sea abrir mercados nos ayuda a ser más competitivos y el Estado se verá obligado a bajar el tema de la presión fiscal. Eso es fundamental.

Sebastián Murga (presidente de la Sociedad Rural de Tucumán):
Creo que este acuerdo muestra un gesto muy grande de que el mundo nos visibiliza de una manera diferente y que la Argentina está siendo vista de otra manera. Por esa razón, creo que es muy satisfactorio y genera más expectativas. Este tiempo de transición que se abre a partir de este acuerdo y en la medida que avancen los entendimientos comerciales nos obliga a redoblar los esfuerzos para que sigamos buscando más competitividad. En general, nos parece que este acuerdo nos abre más al mundo y evidentemente la Unión Europea está requiriendo más bienes y servicios. Pero es necesario que vayan conociéndose los contenidos del acuerdo para hacer un análisis más profundo.

Jorge Rocchia Ferro ( presidente de la Unión Industrial de Tucumán):
Nos preocupa ver las palabras bioetanol y azúcar en el acuerdo. Mientras el mundo se está cerrando para que algunos países cuiden sus economías, la Argentina va a contramano de esa tendencia, abriéndose a las importaciones. Eso me abre dudas respecto de que este acuerdo pueda llegar afectar, directamente, a la mano de obra con importaciones desmedidas. Desde esa perspectiva, nos lleva a analizar detenidamente cada punto del acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y el Mercosur.

Fuente: La Gaceta.

Compartir

Comentarios