Vapeadores

Los estudios han demostrado que los cigarrillos electrónicos todavía contienen sustancias químicas nocivas, incluida la nicotina. L

La comercialización de los vapeadores está prohibida desde 2011 por una disposición de la ANMAT. Ahora buscan que la prohibición se disponga por ley.

La ciudad californiana de San Francisco se convirtió este miércoles en la primera gran urbe estadounidense en prohibir la venta de cigarrillos electrónicos. En la Argentina una inciativa parlamentaria busca avanzar por el mismo camino y establecer por ley la prohibición de su comercialización a nivel nacional.

En rigor la venta de cigarrillos electrónicos y vapeadores en la Argentina está prohibida desde 2011 a partir de la disposición 3226/11 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología médica (ANMAT). La apuesta ahora es que la prohibición sea por ley.

El objetivo de la iniciativa es prevenir la adicción a la nicotina entre los más jóvenes ya que en los últimos 2 años el uso de los e-cigars entre los adolescentes se duplicó.

En la actualidad más de 30 países ya prohibieron su comercialización tanto en tiendas físicas como en establecimientos on line.

En San Francisco la prohibición se definió por unanimidad en el Ayuntamiento local por entender que representan un riesgo para la salud.

"Por cada adulto que utiliza cigarrillos electrónicos para dejar de fumar o reducir sus dosis de nicotina, docenas de niños empiezan a usarlos", explicaron los impulsores de la medida en San Francisco.

¿Cuáles son los peligros del vapeo?

Los expertos tienen una serie de preocupaciones sobre la seguridad de los cigarrillos electrónicos y el vapeo.

  • Los cigarrillos electrónicos contienen nicotina. En grandes dosis, la nicotina puede ser tóxica.
  • La nicotina estimula el sistema nervioso central. Esto aumenta la presión arterial, la respiración y la frecuencia cardíaca. Las dosis más altas de nicotina pueden hacer que la presión arterial y la frecuencia cardíaca aumenten. Esto puede llevar a una frecuencia cardíaca anormal (arritmia). En casos poco frecuentes, esto puede causar insuficiencia cardíaca o la muerte. Con el tiempo, la nicotina puede causar problemas médicos. Estos incluyen enfermedades cardíacas, coágulos de sangre y úlceras estomacales.

  • La nicotina aumenta el nivel de dopamina en el cerebro. Este mensajero químico afecta la parte del cerebro que controla la sensación de placer. Esto puede motivarlo a consumir nicotina una y otra vez para obtener esa sensación de placer. Lo hace aunque sepa que es un riesgo para su salud y bienestar. Eso es lo que hace que la nicotina sea adictiva.
  • Los ingredientes en el líquido no están etiquetados. Esto significa que no sabemos con seguridad qué hay en el líquido.
  • A menudo hay sustancias químicas en el líquido. Se sabe que algunas de estas causan cáncer. Un estudio encontró un químico tóxico que se encuentra en los anticongelantes.
  • El elemento térmico elimina partículas diminutas que pueden ser nocivas. Estas partículas pueden causar inflamación en los pulmones, lo que puede provocar infecciones bacterianas o neumonía.
  • El líquido en el cartucho puede ser venenoso si alguien lo toca, lo huele o lo bebe. Ha habido un aumento de casos de envenenamiento en niños menores de 5 años que han tenido acceso al líquido.
  • El «tabaquismo pasivo» sigue siendo un problema con los cigarrillos electrónicos. El vapor de cigarrillos electrónicos de segunda mano contiene sustancias químicas que perjudican los pulmones y corazones de las personas que no están vapeando.
  • Sirven como un producto de introducción para preadolescentes y adolescentes. Muchos niños comienzan con el vapeo y luego pasan a otros productos de tabaco.
  • En este momento, existe poca regulación para los cigarrillos electrónicos. Incluso si no es un producto JUUL, existen muchos otros tipos de cigarrillos electrónicos disponibles. Los médicos no saben lo que contienen.

Fuente: Minuto uno

Compartir

Comentarios