La evolución de la selfie

La marca china de celulares Oppo desarrolló un concepto innovador para su cámara selfie.

La compañía china Oppo anunció la primera cámara frontal que toma imágenes oculta bajo la pantalla.

Tarde o temprano tenía que llegar. Primero fueron los lectores de huellas dactilares bajo la pantalla y ahora la cámara selfie. La compañía china Oppo anunció la primera cámara frontal que toma imágenes oculta bajo la pantalla. Si esta solución prospera, puede cerrar para siempre el debate sobre la mejor manera de resolver la difícil ecuación entre ganar el máximo espacio para la pantalla y situar cámaras y sensores en el frontal del teléfono.

Hasta ahora, las soluciones para obtener la pantalla más despejada posible emplearon diversos diseños y recursos técnicos, desde una pestaña (notch), una cámara calada en la pantalla, o bien situarla en la parte superior del celular de forma que se despliegue solo cuando se la necesita, como ya tienen modelos de la propia Oppo, Asus Zenfone 6 y OnePlus 7. Pero lo de Oppo promete ser un concepto innovador en todo sentido. 

Esta tecnología se basa en una pantalla creada un material transparente especial con una estructura de píxeles diseñada de forma que la luz llegue hasta el sensor de la cámara, que es más grande y con una lente con mayor apertura que las normales. La zona de la pantalla situada frente a la cámara oculta también responde a los gestos táctiles.

Según Oppo, una serie de algoritmos resolverán los problemas de las fotos —resplandores, zonas nebulosas, y colores extraños— en las fotos hechas con la cámara frontal oculta y que la calidad será como la de las cámaras visibles a las que estamos acostumbrados.

Por el momento se desconoce cuándo saldrá al mercado un celular con esta tecnología, aunque la compañía asegura que será “en un futuro cercano”.

Fuente: La Vanguardia

Compartir

Comentarios