Las medidas fueron en San Pablo.

Investigan tráfico de pornografía infantil.

Según fuentes judiciales hay varios reportes realizado desde un dispositivo que fue ubicado de la localidad de la zona oeste de la provincia.

Una investigación que comenzó en Estados Unidos terminó en un allanamiento en San Pablo.La medida judicial se llevó adelante en el marco de una investigación por tráfico de pornografía infantil a partir de un informe de la organización “National Center for Missing and Exploited Children”. La causa es investigada por la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Integridad Sexual, a cargo de la doctora María del Carmen Reuter.

Las fuentes judiciales informaron que fueron varios los reportes de tráfico de pornografía infantil desde un dispositivo que fue ubicado de la localidad de San Pablo. Ante esa situación, se solicitaron medidas de allanamiento, que se concretaron durante la noche del lunes.

“Se realizó una inspección de un teléfono celular, con todas las precauciones para no adulterar la evidencia digital. La orden era para proceder al secuestro de teléfonos celulares y elementos tecnológicos relacionados con una causa de pornografía infantil”, explicó el doctor Leonel Sosa, Auxiliar de Fiscal de la unidad judicial a cargo de la pesquisa.

Según se pudo establecer, en base a la investigación, fueron varios los reportes de tráfico de este tipo de material desde la propiedad que fue allanada. “Se han recolectado algunos elementos que serán peritados por el ECIF y luego remitidos a la fiscalía para seguir con la investigación”, adelantó Sosa.

Compartir

Comentarios