Encuentro entre precandidatos.

Massa y Fernández se toman una selfie.

El candidato a diputado nacional encabezó un encuentro con cerca de 70 dirigentes de su esquema político. Recibió el respaldo del candidato presidencial.


También le sirvió a Massa para dar una nuestra de autonomía y fortaleza frente a la amplia estructura política del kirchnerismo y el peso específico de los gobernadores del PJ. Todos forman parte del mismo frente electoral pero, internamente, deben demostrar que sigue siendo fuerzas distintas que componen una coalición.

Al encuentro, que cerró Alberto Fernández con elogios hacia Massa y un pedido concreto de trabajar en unidad para ganarle a Macri, asistieron los principales dirigentes políticos del Frente Renovador. Estuvieron los diputados nacionales y provinciales, los intendentes, los candidatos a ocupar algunos de los municipios de la provincia de Buenos Aires y los candidatos a diputados que afrontarán la elección de este año.

"Con Massa vienen un montón de dirigentes valiosos con los que vamos a trabajar mucho. Se abre una puerta de trabajo futuro entre todos", les dijo Alberto Fernández a los dirigentes del Frente Renovador. Una escena impensada hasta hace poco tiempo atrás. Un hecho simbólico de importancia que acerca posiciones y solidifica la coalición peronista que afrontará la batalla electoral contra Mauricio Macri.

Pero no fue el único elogio de Fernández a Massa. En los 10 minutos que duró el discurso  del candidato a presidente también le dejó un mensaje sobre su futuro. "Sergio es joven,  ya va a tener su oportunidad", les dijo a los cerca de 70 dirigentes que estuvieron presentes. Fue una palmada en la espalda después de esfuerzo que significó cerrar la alianza.

Tanto Massa como Fernández hicieron hincapié en que el Frente Renovador debe mantener su identidad más allá de su participación en el Frente de Todos, donde confluyen diferentes sectores del peronismo y el kirchnerismo. Fue un mensaje ensalzado por el pragmatismo que distingue al ex jefe de Gabinete. No pretende imponer la identidad K sino hacerlos sentir parte de una gran alianza opositora.

 

Compartir

Comentarios