David Lipton reemplaza a Christine Lagarde.

Lipton ocupará el lugar que dejó vacante Christine Lagarde.

Es el representante de EEUU en el organismo y reemplazará a Christine Lagarde. Lo conducirá hasta que se elija una nueva cabeza para la entidad.

"Declaración del Directorio Ejecutivo del FMI: Aceptamos la decisión de la Sra. Lagarde de renunciar temporalmente a sus responsabilidades en el FMI durante el período de nominación (a la Presidencia del BCE). Tenemos plena confianza en el FDMD David Lipton como Director Gerente Interino del FMI", detalló el organismo por Twitter.

FDMD significa First Deputy Managing Director, o segundo al mando dentro del FMI, pero desde ahora y hasta que se elija al reemplazante de Lagarde Lipton será la máxima autoridad del Fondo y, por lo tanto, el nexo con la Argentina en todo lo que se refiere al acuerdo stand by con el país por USD 57.000 millones, el más alto en la historia del organismo multilateral de crédito.

Según la tradición no escrita, el sillón del FMI siempre es para un representante europeo, por lo que se estima que el nuevo puesto de Lipton será sólo eso, un interinato.

Como es el representante de EEUU en el FMI, es un "hombre de Donald Trump". Con todo, y a pesar del peso que habría tenido el presidente de EEUU en el acuerdo con la Argentina, el funcionario fue uno de los que más se resistió a cambiar el esquema de bandas de no intervención del Banco Central.

Pero llegó la volatilidad de fines de abril, cuando la cotización del dólar rozó los 47 pesos, y el funcionario cambió de opinió. Fue durante todo un fin de semana de llamadas cruzadas entre Buenos Aires y Washington. De este lado, Guido Sandleris y su equipo, del otro, Roberto Cardarelli, encargado de la misión Argentina, y Lipton.

"¿Vos querés tener como deudor a Macri o Cristina Kirchner?". Fue esa la pregunta directa e intencionada, que según reconstruyó Infobae, le habría realizado a fines de la semana pasada el representante de un fondo de inversión de Wall Street –uno de los que tienen comprada buena parte de la deuda soberana del país– a Lipton. Ahí empezó a cambiar su parecer.

Finalmente, aceptó eliminar las bandas de intervención y autorizar al Central a vender dólares, algo que no hubo necesidad de hacer hasta el momento.

Compartir

Comentarios