Cayó un 5,5% en mayo el PBI.

Ayer mismo, el BCRA publicó el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM).

Los distintos informes también apuntan que a pesar de la caída interanual, con respecto al registro de abril mejoró entre un 0,2 y un 0,8%. No se esperan grandes mejoras.

La actividad económica volvió a caer en mayo un 5,5% en la comparación interanual, según los datos del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA). Sin embargo, una tendencia parece consolidarse: por segundo mes se registra una mejora intermensual, en este caso, de 0,2%. También Orlando Ferreres y Asociados midió una suba, de 0,8%. Es decir, mayo fue apenas mejor que abril, lo que indica que la caída libre del PBI habría llegado a su piso. Pero eso sí: hacia adelante, incluso en año electoral, no se esperan mejoras importantes, y el 2019 cerrará con la segunda caída consecutiva del producto bruto.

Ayer mismo, el BCRA publicó el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), que muestra mes a mes las proyecciones de los economistas de la city para las principales variables de la macroeconomía. En junio las consultoras dijeron que el PBI caerá 1,4% durante este año. La más pesimista de las proyecciones sostuvo que la contracción será de 3%. En cualquier caso, el 2018-2019 será el primer bienio de sendas bajas de la actividad en la posconvertibilidad.

El del REM es un caso particular, por su optimismo. Entre los consultados figuran, por ejemplo, el Banco Provincia y el Banco Ciudad. La más optimista de las respuestas llegó a señalar que el año terminará con una mejora de 0,4%, lo que tira al promedio hacia arriba, y hubo seis consultados que respondieron que la caída será menor a 1%.

En ese sentido, desde ITE-FGA destacaron que incluso con una mejora ininterrumpida de 0,5% mensual hasta que termine el año, el PBI cerrará con una contracción de 2,5%. El 1,4% proyectado por el REM implica una mirada positiva sobre lo que viene. Entre las últimas consultoras que hicieron públicas sus previsiones, aparecen el CESO, que no es consultado para el REM, con una caída de 3%; LCG, que sí figura en el Relevamiento, y proyecta una baja de 2%; y ACM, con otro descenso estimado de 2%.

"La economía ya lleva más de un año sin poder salir de la recesión y se consolida la dinámica en forma de L para 2019", sostuvo el informe de ITE-FGA. Acerca de lo registrado en mayo agregó: "Casi todos los indicadores están en terreno negativo, con la excepción de las cantidades exportadas y los despachos de cemento. Se destacan las caídas en préstamos comerciales (31,6%), cantidades importadas (28,2%), la recaudación de seguridad social en términos reales (16%) y las ventas minoristas según CAME (14,1%)".

Hasta acá, los datos de junio que ya fueron publicados muestran una dinámica similar: la economía en el pozo pero moderando su caída y evidenciando que llegó a un piso. Esta semana, Acara publicó los números de patentamientos de autos, que mostraron una caída interanual de 44,4% y una mensual de 2,2%. También mostró una contracción de 44,5% para los patentamientos de motos y una baja intermensual de 20,8%. Afip informó una contracción real en torno a 2,4% para la recaudación tributaria, con bajas de 8% real para el IVA impositivo, de 5,7% para el impuesto al cheque y de 15,3% para la seguridad social. El Ministerio de Desarrollo brasileño publicó una caída de 45,5% en las importaciones, por los bajos niveles de consumo e inversión.

En el segundo trimestre la pregunta era si la suba del agro iba a alcanzar para compensar las caídas de todo el resto de los sectores; hasta ahora la respuesta fue positiva y hay mejora en el margen. Para el tercer trimestre se espera que el efecto de la desinflación y las paritarias impacte en una recuperación parcial de la dinámica salarial, tras la caída de 9,6% interanual que registró en mayo el IET. En el cuarto, poselectoral, la expectativa es que vuelva a aflojar la actividad.

Más cerca en el tiempo, el Indec publicará mañana el Índice de Producción Industrial (IPI) y el Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) de mayo, para los que se esperan pocas mejoras, "con sectores particularmente afectados como la metalmecánica, la automotriz y la textil", tal como destacaron desde ACM.

Fuente: Bae Negocios.

Compartir

Comentarios