Dificultades para dormir

Hay varias afecciones que pueden alterar tu descanso, transformándolo en un trastorno del sueño.

La higiene del sueño es fundamental para rendir al 100%. Te contamos cómo conseguir un sueño reparador y vencer el insomnio.

Por qué no puedo dormir… Cómo lograr un buen descanso… Cómo combatir el insomnio... Preguntas e inquietudes que se multiplican en todos los ámbitos, desde buscadores de Internet hasta charlas de amigos y consultorios médicos. Es un problema que agobia a mucha gente en tiempos de estrés y que es clave resolver para cuidar la salud. Si te preocupa cómo dormir bien y lograr la reparación nocturna que cuerpo y mente necesitan, no te pierdas esta nota.

Si descansamos mal los problemas empiezan a multiplicarse en todos los planos. El cansancio se acumula en nuestro cuerpo y se refleja en nuestro carácter, que se torna cada día más sensible. Nos irritamos con más facilidad, rendimos menos en nuestro trabajo y perdemos la paciencia enseguida. Todo esto genera un alto nivel de estrés y desgaste que deteriora nuestra calidad de vida y afecta nuestros vínculos. Por eso es clave opcuparse y resolverlo. Vamos por ello.

 

Técnicas para dormir bien

Para combatir el insomnio o lograr dormir más profundamente, podés implementar una serie de consejos que ayudan a conciliar el sueño. Es clave que tengas paciencia porque las técnicas para dormir no arrojan resultados de un día al otro. Lleva tiempo y es necesario compremeterse hasta lograr ese ansiado buen descanso. Algunos tips:

  • Cada noche, prepará la habitación para que esté fresca y oscura. La idea es que te convoce a taparte y a permanecer quieto para lograr una temperatura agradable, que induzca al sueño.
  • Acostate siempre a la misma hora.
  • De igual modo, cada mañana tratá de despertarte a un mismo horario, en lo posible temprano para llegar a la noche cansado. Seguí el biorritmo del cuerpo y levantate a la hora estipulada aunque sigas con sueño. De a poco tu organismo recordará ese horario y se irá habituando.
  • Desde la tarde hasta la noche, tratá de evitar la cafeína que contienen el mate, el té, las gaseosas azucaradas, el alcohol y, por supuesto, el café.
  • Si fumás, hacé todo para dejarlo. Si te cuesta, empezá por no fumar después de las 19 horas.
  • Hacé ejercicio de forma regular, pero nunca después de las 20 horas.
  • Cená liviano para favorecer una buena digestión.
  • Si acostumbrás dormir la siesta, no lo hagas después de las 17 hs y sólo dormí por un lapso máximo de 45 minutos.
  • Antes de acostarte, tomá una ducha con agua caliente, que relaje tus músculos y alivie tensiones.

En lo posible, eliminá las pantallas en la cama y leé un buen libro. No lleves la tecnología (celular, tablet, notebook, auriculares) a tu dormitorio, ya que las luces y el ruido estimulan el cerebro y no ayudan a conciliar el sueño.

Fuente: Buena Vibra

Compartir

Comentarios