La Iglesia Catedral recibe colchas, frazadas y tipos de abrigos.

El frío provocó la muerte de cinco personas en todo el país.

El párroco Marcelo Barrionuevo indicó que está en desarrollo la convocatoria de voluntariado para recibir las colaboraciones a personas en situación de calle. Solicitan colchas y abrigos.


"No se nos puede morir ninguna persona por frío, una sóla que muera es una bofetada social". Con este contundente enunciado, el padre Marcelo Barrionuevo, párroco de la Iglesia Catedral de la capital tucumana informó sobre la campaña contra las condiciones climáticas adversas para las personas en situación de calle.

Los principales elementos con los que cuenta el padre son los abrigos y colchas o frazadas que ayuden a paliar el frío extremo que vive el país en el inicio del invierno. Barrionuevo manifestó que la ayuda llegará no sólo a personas en situación de calle, sino a abuelos y niños que vivan en zonas periféricas y contó que la gente ya se comunica con la Catedral para colaborar. Cuando hacerlo: la Iglesia permanece abierta de 8 a 13 y de 17 a 22, fuera de horario, se podrá ingresar por el templo para llegar a la Sacristía.

"Fue una reacción espontánea frente a un hecho tan duro como el frío, anoche salimos a la calle para dar colchas y ahi surgió la campaña, el frío no perdona", consideró el padre Barrionuevo en diálogo con La Mañana de la 12, y reconoció que no se descarta la apertura de establecimientos para acobijar "si la cosa se pone imposible", tal como realizó anoche el club River Plate en Buenos Aires.

Compartir

Comentarios