Estreñimiento

La evaluación correcta llevará a un tratamiento adecuado, que en algunas oportunidades podría ser quirúrgico.

Este malestar afecta a casi el 20% de la población. Te proponemos algunas claves que te ayudarán a entenderla y tratarla.

Si bien es un tema que puede causar cierto pudor o vergüenza conversarlo, admitirlo o tratarlo profesionalmente, la realidad es que el estreñimiento o la constipación es un síntoma gastrointestinal frecuente. Actualmente afecta a aproximadamente un 20% de la población general, siendo más frecuente en mujeres que en hombres (en proporción afecta a tres mujeres y a un hombre)

Quienes lo padecen no pueden prevenirla, pero hay factores que podrían contribuir a tratarla y que se aliviane el mal estar.

 

Por qué se produce la constipación

Es necesario saber por qué sucede y cómo puede tratarse. Sus causas son múltiples, aunque los especialistas aseguran que puede deberse a:

  • Una dieta pobre en fibras.
  • Alteraciones de la pared del colon (intestino grueso).
  • Fallas en la función del piso pelviano donde la musculatura esfinteriana cumple un papel muy importante.
  • Síndrome de intestino irritable.
  • Manifestación de alguna enfermedad como hipotiroidismo, diabetes, Parkinson, entre otras.
  • La consecuencia de la administración de medicamentos para tratar otras afecciones.

No obstante, algunos pacientes no cumplen con las causas que se explicaron anteriormente pero también poseen este síntoma. Este es un caso que se conoce con el nombre de constipación idiopática, es decir, sin causa conocida. Debido a los múltiples factores que pueden causarla, es indispensable que ante su aparición se realice la consulta médica. En este último caso, al no presentar una causa conocida, es que se vuelve difícil prevenirla.

 

Cuáles son los criterios para determinar que una persona es constipada

Cuando el paciente presenta heces duras o en escíbalos (pelotitas), también cuando realiza el esfuerzo para evacuar y luego continúa el deseo evacuatorio, es decir que hay una sensación incompleta y además realiza menos de tres evacuaciones por semana.

 

Cómo influye el estrés y la alimentación en la constipación

La Asociación Argentina de Cirugía reconoce que al ser la constipación un síntoma y no una enfermedad, puede ser manifestación de muchas situaciones que afecten el normal funcionamiento del tubo digestivo.

Es importante destacar que no hay evidencia científica para establecer al estrés como única causa. En lo que respecta a la alimentación, está comprobado que una dieta pobre en fibras está directamente relacionada con la formación de materia fecal dura y produce episodios de constipación.

 

Cómo evitar la constipación

Si bien no se puede prevenir, hay algunos hábitos que pueden ayudar a evitarla y a tratarla, como por ejemplo:

  • Una dieta rica en fibras.
  • Ingesta de gran cantidad de líquidos (agua, infusiones, jugos, etc).
  • Actividad física.

Hay que considerar que es un padecimiento crónico que afecta la calidad de vida de las personas. Muchos pacientes dejan de hacer sus tareas habituales, ocupan mucho tiempo, evitan salir de sus casas y en algunos casos hasta es necesario un tratamiento psicológico. Esto demuestra que no es una afección menor y que tiene impacto en la esfera psicoafectiva.

 

Qué pasa con los laxantes

Es muy frecuente que quienes padecen constipación crónica se auto mediquen con laxantes, generalmente aquellos que tienen como objetivo aumentar la motilidad (movimientos) del colon. Cuando su uso es excesivo y por largos períodos, la constipación puede agravarse e inclusive producir alteraciones en los nervios y músculos del colon.

Recordá que es imprescindible consultar a un especialista y jamás utilizar laxantes sin la correcta prescripción médica.

Compartir

Comentarios