Por el crimen hay dos detenidos.

Personal del Ministerio Público Fiscal tomó muestras en un domicilio.

La víctima, quien era chofer de la Línea 124, permaneció una semana en grave estado. Falleció a principios de junio. Tomaron muestras biológicas que serán analizadas.

En el marco de la investigación por el crimen del chofer de colectivo Martín Quipildor, que falleció en un asalto en el barrio San Cayetano, la Fiscalía Especializada en Homicidios II, a cargo de la doctora Adriana Giannoni, realizó pericias en un domicilio de calle Brígido Terán al 1.400.

La víctima, quien era chofer de la Línea 124, permaneció una semana en grave estado y con asistencia respiratoria. Falleció a principios de junio.

Una semana antes, se encontraba dentro de la vivienda de unos familiares, cuando fue alcanzado por un disparo que fue accionado desde el arma de un motochorro que intentaba asaltar a un vecino.

En el domicilio donde Quipildor fue herido se tomaron muestras biológicas que serán analizadas por el área de Química Legal del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF). Además, se procedió a la toma de muestras a una motocicleta en la División Homicidios.

Por ese hecho hay dos detenidos. Se cree que formarían parte de una banda de motochorros. Buscan a otras personas que participaron de otros asaltos.

Compartir

Comentarios