Analgésico

Los EEUU tienen un problema grave respecto de esta droga, que en 2018 causó 72 mil muertes por su mala utilización

El Fentanilo es un calmante mucho más potente que la morfina y genera una gran dependencia física en muy poco tiempo. "Su mala utilización puede provocar intoxicación aguda y poner en riesgo la vida de la persona", advierten.

Mal usado, un fármaco que médicamente cumple con los propósitos para los que fue creado puede volverse nocivo. Tanto, que genere una adicción y dependencia tal que no sea posible vivir sin él, e incluso lleve a la muerte a quien lo consume.

Es lo que ocurre con el fentanilo, un opioide utilizado en medicina por sus acciones de analgesia y anestesia, que tiene una potencia superior a la morfina y que en los EEUU causó 72 mil muertes en 2018.

En la Argentina, la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) emitieron una alerta en la principal entrada al país: el aeropuerto internacional de Ezeiza, para evitar el ingreso ilegal de esta droga.

 En la Argentina, el fentanilo es de uso prácticamente hospitalario y dentro de clínicas y sanatorios; no es un medicamento de venta en farmacias

  • "El fentanilo es un analgésico muy potente, largamente usado en la medicina mundial y en la Argentina por más de 40-50 años", aclaró a Infobae el médico toxicólogo Carlos Damin, quien explicó: "Es de uso prácticamente hospitalario y dentro de clínicas y sanatorios; no es un medicamento de venta en farmacias y pertenece químicamente al grupo de los opioides, muchas veces más potente que la morfina en su efecto analgésico".

Y tras señalar que el fármaco "tiene la capacidad de generar una rápida dependencia en el caso de que se lo malutilice", sostuvo que "como analgésico es excelente y de mucha utilización médica".

  • "La mala utilización puede provocar intoxicación aguda, que pone en riesgo la vida de la persona -ahondó-. Es una medicación que mal utilizada también se inyecta y puede provocar un cuadro de depresión del sensorio y llevar al coma, depresión respiratoria, que puede llevar al paro cardiorrespiratorio y claramente provocar la muerte o poner en riesgo la vida de la persona".

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios