David Valdez dijo en "La mañana de la 12" que los directivos dieron la idea pero no fue una obligación u orden.


Tras el escándalo por la sentada por parte de los jugadores de San Jorge en el partido contra Alvarado de Mar del Plata, que otorgaba el último ascenso a la B Nacional, circularon versiones que indicaban que los jugadores habían sido presionados por los directivos a realizar la protesta. La versión fue desmentida, en exclusivo a LV12, por David Valdez jugador de San Jorge.

“Fue una situación difícil. Teníamos dos expulsados y los jugadores estaban nerviosos. En el vestuario todos decidimos eso más allá de que la propuesta salió de los directivos”, explicó Valdez quien además contó que actualmente está negociando la incorporación a un nuevo club.

El portal digital Infobae publicó hoy que tras el descargo de varios de los sancionados y algunas investigaciones, el Tribunal de Disciplina Deportiva del Interior, en el boletín oficial Nº 43/19, sostuvo que existió el delito de coacción y falsedad ideológica del presidente Jorge Gastón Sáez y el vocal primero Marcelo Sáez para con sus directivos.

Algunos jugadores se presentaron y, con declaraciones ante escribano público, afirmaron que el presidente Jorge Gastón Sáez y el vocal primero Marcelo Sáez los obligaron a realizar la sentada y retirarse de la cancha bajo amenazas de perder su trabajo. Además, sostuvieron que no fueron notificados por el club del primer fallo y que falsificaron sus firmas para realizar los descargos.

 

La sanción

En el partido de ida, en Tucumán, San Jorge y Alvarado habían empatado sin goles. En Mar del Plata, la vuelta tuvo un desenlace caótico. San Jorge decidió realizar una sentada en el campo de juego cuando perdía 1 a 0 en protesta por el mal arbitraje de Adrián Franklin quien expulsó a dos de sus jugadores en el primer tiempo.

El equipo tucumano fue castigado en un primer fallo por el Tribunal de Disciplina del Consejo Federal con el descenso al Torneo Regional Amateur de la Asociación del Fútbol Argentino. Además, el cuerpo técnico y los jugadores implicados en el reclamo recibieron una sanción de entre 8 y 12 fechas de suspensión. Luego a los jugadores les redujeron a dos fechas. Al ser consultado, Valdez se lamentó ante la dura sanción: “Es lamentable que desciendan a San Jorge, hay chicos que tenían la esperanza de surgir y ahora deben empezar de cero y desde abajo”

Compartir

Comentarios