Inundaciones en España

Un grupo de vecinos de Tafalla observa los daños causados por las riadas.

El alcalde de Tafalla aseguró que no había "ningún aviso ni previsión de que pudiésemos tener unas lluvias tan torrenciales como las que hemos vivido", dijo.

"La naturaleza ha disparado el agua a cañonazos", ha afirmado el alcalde de Tafalla, Jesús Arrizubieta, el día después de las graves inundaciones que ha sufrido la localidad navarra. Además, ha asegurado que él "no tenía constancia de ningún aviso ni previsión de que pudiésemos tener unas lluvias tan torrenciales como las que hemos vivido".

Las fuertes lluvias que se registraron desde primeras horas de la tarde del lunes en diferentes zonas de la Comunidad Foral han dejado un muerto además de ocasionar problemas al tráfico, con cortes de carreteras y atascos, e inundaciones en el casco urbano de algunas poblaciones, especialmente en Tafalla. El cuerpo sin vida de un conductor arrastrado por el agua ha sido localizado cerca de Moriones, en el municipio de Ezprogui (Navarra), informó el Gobierno Foral.

El alcalde, que ha comparecido ante los medios, ha explicado que "nos hubiese gustado avisar a todos los vecinos de las zonas lindantes con el río para sacar los coches y que los daños materiales hubieran sido los mínimos, pero ha sido en un abrir y cerrar de ojos". "Me llamaron para decirme que el río estaba a punto de desbordarse, llegué y al, asomarme, ya nos echábamos para atrás porque estaba desbordado", ha afirmado.

Efectivos públicos y vecinos están limpiando de barro y escombros las calles de la localidad, tras las inundaciones que han dejado importantes daños materiales tras entrar en bajeras, garajes, locales comerciales, industrias y zonas deportivas. Jesús Arrizubieta ha explicado que "cuando ha bajado el nivel del agua nos encontramos que la carretera está llena de cascotes y trozos de muro". "Han estado trabajando los distintos cuerpos toda la noche para abrir las rutas para que hoy Tafalla recobre un poco de normalidad, pero no va a ser una situación normal porque tenemos muchísimos problemas a los que dar solución", ha indicado.

Efectivos de bomberos de Navarra han encontrado el cuerpo en ese punto, a unos 14 kilómetros de Sangüesa y unos 50 kilómetros de Pamplona, tras las intensas lluvias que han causado inundaciones en diversas localidades navarras.

En localidades como San Adrián han llegado a tener hasta veinte calles cortadas al mismo tiempo, según han informado a Efe fuentes de la policía local que han indicado que el agua ha entrado en bastantes propiedades particulares y algunos vehículos han sufrido daños.

El Gobierno de Navarra ha recomendado a los ciudadanos de Tafalla que no salgan a la calle hasta que baje la crecida del río Cidacos, desbordado tras las intensas lluvias que se han registrado, y ha aconsejado a los ciudadanos que llamen al 112 o utilicen la app My112 en caso de emergencia.

Así, el Ayuntamiento de Tafalla ha puesto a disposición de los vecinos afectados una oficina de atención al ciudadano. Además, el Consistorio ha informado de que la escuela infantil permanecerá cerrada hasta nuevo aviso. "Tafalla ha sido siempre una ciudad solidaria y colaboradora que entiende perfectamente el significado de la palabra 'auzolan' y sabemos que la ciudadanía estará a la altura de las circunstancias", ha señalado el Ayuntamiento de Tafalla en un comunicado.

La crecida del río llega ya en Tafalla a los 277 metros por segundo y aún no se ha estabilizado. Han sido prealertados también los alcaldes de las localidades ribereñas del río Aragón. La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, y el director general de Interior, Agustín Gastaminza, han seguido la situación desde la sala de coordinación 112.

Efectivos de bomberos del parque central de Cordovilla y de los parques comarcales de Tafalla, Peralta, Lodosa, Estella y Tudela se han desplazado a la localidad de Tafalla y al entorno del río Cidacos. También está destacado en el lugar el grupo de rescate acuático del servicio de bomberos.

Así lo han señalado fuentes de la policía local, que han relatado que se han producido diversas incidencias, entre las que han citado inundaciones de algunas bajeras y garajes o algún vehículo atascado.

En el caso de Pamplona, las intensas lluvias han afectado al normal desarrollo de los Sanfermines, obligando a suspender actos como la corrida de toros que debía celebrarse en el coso pamplonés, y produciendo encharcamientos en espacios festivos como la zona del Bosquecillo en la que se encuentran numerosos puestos de venta ambulante. Así lo han manifestado a Efe fuentes de la Policía Municipal, que han apuntado que también se han producido algunas inundaciones en la zona de San Jorge.

Fuente: El Mundo

Compartir

Comentarios