Dólar

El Banco Central de la República Argentina.

Después de las fuertes compras en los mercados de futuros de dólar en los últimos meses, se espera que la autoridad monetaria le pida al FMI ampliar su margen de intervención en esa plaza.

El Banco Central busca tener listas todas sus armas para frenar la presión sobre el tipo de cambio en caso de que la incertidumbre política se dispare con la llegada de las PASO. Después de las fuertes compras en los mercados de futuros de dólar en los últimos meses, se espera que la autoridad monetaria le pida al Fondo Monetario Internacional ( FMI) ampliar su margen de intervención en esa plaza.

Con una posición compradora neta a mayo de alrededor de u$s1.600 millones, más las posiciones que sumó en junio, analistas estiman que hoy tendría margen para vender cerca de u$s5.000 millones en futuros para anclar expectativas y tratar de planchar nuevamente el billete si retorna la volatilidad.

Sin embargo, para que esto sea posible es necesario modificar el acuerdo con el FMI, que establece que en julio el límite a la posición abierta del BCRA es de u$s1.600 millones y de u$s1.300 millones en agosto.

"Creo que la munición en mercados de futuros va a ser uno de los puntos de negociación más importante junto con el nuevo target de reservas netas, dado que está ahí el margen que tendrá el BCRA para evitar contagio desde el mercado de bonos (riesgo país) hacia el mercado de cambios si la incertidumbre política escala post PASO", señaló el economista Federico Furiase, director de EcoGo.

El Central también deberá negociar con David Lipton, el nuevo titular del FMI tras la salida de Christine Lagarde, la cantidad de dólares que podrá utilizar de sus reservas para intervenir en la plaza cambiaria en caso de que Guido Sandleris y su equipo lo consideren necesario, luego de que el organismo multilateral le diera en mayo el ok para vender divisas aunque el tipo de cambio no perfore el piso de la banda cambiaria.

 

 

Compartir

Comentarios