9 de Julio

Mauricio Macri en Casa Histórica

El presidente de la Nación hizo un breve repaso de la historia y celebró volver al norte. Mostró un gesto adusto en su rostro y partió rápidamente luego del acto en la Casa Histórica.


 “Es gratificante volver al norte que es una parte fundamental de nuestra identidad.  Acá nació la Argentina y le dijimos al mundo que éramos independientes”, así comenzó el presidente de la Nación su discurso en Tucumán durante el acto que se llevó a cabo en la Casa Histórica para celebrar los 203 años de la patria. “Cómo no emocionarse estar en esta casa donde empezó todo”, manifestó.  

Macri llegó a la provincia a las 9:27 y partió, por tierra, directamente a la Casa Histórica donde escuchó las palabras conmemorativas del Gobernador Juan Manzur.

En su discurso, el presidente hizo un recorrido por la historia que precedió a la declaración de la independencia e hizo hincapié en las “profundas diferencias políticas” entre los líderes de entonces que dificultaban la unidad que el momento demandaba.  “Debieron construir una nación de cero, sin depender de nadie y se comenzó en esta casa que había actuado como hospital en 1812”, recordó.

Macri circunscribió su discurso, que duró algo más de 22 minutos, a los problemas que parecía irremediables y que, sin embargo, los hombres de la política de 1816 pudieron superar para “jugarse el fututo del país, para cambiar de raíz lo que había hasta ese momento”.

Macri nombró en varios momentos a Manuel Belgrano. En uno de ellos recordó un discurso al que calificó de “emocionante, largo y sentido” donde el prócer de la batalla de Tucumán hacía mención de cómo el sueño de país moría herido por esos enfrentamientos que los alejaba del bien común. Pero lo lograron. Un martes como hoy dejaron sus diferencias atrás por algo muy importante y firmaron la independencia, un proyecto que requiere mucho trabajo pero que es apasionante”.

El presidente dedicó los últimos minutos de su discurso para señalar que los próceres que lo hicieron no son diferentes a lo que “somos hoy los argentinos” y para ratificart que lo conseguido en 1816 es “para siempre”. Alentó a trabajar por “nuestras diferencias porque ninguna trasformación de raíz es fácil”.

No había súper héroes entonces. Hoy tampoco. Nos compete sumar por el bein de nuestra Argentina”, concluyó.

Cabe señalar que no olvidó dedicar una palabras al recién fallecido ex presidente, Fernando de la Rúa.

De nuestra redacción

Compartir

Comentarios