Leliq

Tasas de las Letras de Liquidez del BCRA -Leliq-

La estabilidad del tipo de cambio nominal junto con el retroceso de la inflación potencian los rendimientos de las apuestas al peso.

A poco más de un mes de las PASO los ahorristas recalculan sus posiciones y apuestas. Quizás embriagados por los rendimientos obtenidos el mes pasado, gracias a la apreciación del tipo de cambio, hagan otro round a favor del peso. Lo cierto es que si bien las tasas de interés de las colocaciones a plazo fijo en pesos para pequeños y medianos ahorristas han retrocedidos en las últimas semanas lo han hecho en menor cuantía que las tasas de referencia del mercado (tasas de las Letras de Liquidez del BCRA -Leliq-).

Por ejemplo, según el relevamiento del BCRA, la tasa pasiva de los plazos fijos en pesos de 30 a 44 días pasó de un promedio mensual de 46,4% en abril al 50,5% en mayo para caer al 49,9% en junio y estar en los primeros días de julio en 47,8%. O sea, que los rendimientos promedio ofrecidos a los ahorristas muestran respecto a la situación actual estar 1,4% por encima de abril y un 2,7% y 2,1% por debajo de mayo y junio respectivamente.

Al evaluar los segmentos de hasta $100.000 y de más de $ 1 millón, los minoristas fueron los menos castigados: están 4% por encima de abril y solo están 0,2% y 0,4% por debajo de mayo y junio respectivamente. Mientras que los mayoristas están 0,4% por encima de abril pero están 3,5% y 2,5% por debajo de mayo y junio respectivamente. Estas caídas más abruptas también se observan en la tasa Badlar (operaciones superiores a $1 millón concertadas a 30-35 días de plazo) que pasó de 52,5% promedio en mayo al 51,7% en junio y al 49,2% en lo que va de julio. Algo similar ocurre con la TM20 (operaciones de $20 millones y más concertadas a 30-35 días de plazo), la tasa de call money y de pases. Todas han retrocedido a la par de retroceso de las tasas de las Leliq que pasó de un promedio mensual del 71,79% en mayo al 66,78% en junio y al 61,15% en lo que va de julio.

Compartir

Comentarios