Dejó "pequeños daños materiales" un mes después de del terremoto de magnitud 7,8 que dejó unos 700 muertos, según se informó.

Un sismo de magnitud 6,8 sacudió en la madrugada del miércoles a Ecuador y dejó "pequeños daños materiales" un mes después de del terremoto de magnitud 7,8 que dejó unos 700 muertos, informaron las autoridades.

"No existe alerta de tsunami", dijo el presidente Rafael Correa a través de su cuenta en Twitter.

Rafael Correa indicó que se encontraba en las oficinas del Servicio Integrado de Seguridad ECU911, centro de Quito, donde se instaló el Comité de Operaciones de Emergencias nacional.

El mandatario señaló que el movimiento telúrico fue una "fuerte réplica" y que el epicentro se ubicó en el balneario de Mompiche, en la provincia costera de Esmeraldas (noroeste y fronteriza con Colombia), donde "hay pequeños daños materiales".

"Todos tranquilos. Quito puede regresar a casas", expresó Correa tras el susto generado entre la población de la capital.

Provincias de Manabí y Esmeraldas "parcialmente sin energía, pero ya la estamos recuperando.
Resto del país sin novedades", agregó el presidente en su cuenta Twitter.

AFP-NA.

Compartir

Comentarios