Eduardo Di Lella

Eduardo Di Lella recuperó ayer la libertad, tras permanecer un poco más de cuatro meses en prisión preventiva.

Gustavo Morales, abogado del ex secretario de Seguridad, dijo que la vocal Alicia Freidenberg, actuó "con rapidez y responsabilidad". Además, cuestionó a los jueces que habían determinado el encarcelamiento de su defendido.



Eduardo Di Lella recuperó ayer la libertad, tras permanecer un poco más de cuatro meses en prisión por el encubrimiento del crimen de Paulina Lebbos. La Cámara Penal ordenó el cese de la medida cautelar al considerarla “ilegítima”, en línea con lo que había dispuesto la Corte Suprema de Justicia en una sentencia de fines de junio.

El máximo tribunal local había hecho lugar a un recurso de casación presentado por Gustavo Morales, defensor del ex secretario de Seguridad, y había ordenado a la Sala en lo Penal III, a cargo del proceso oral, que dicte un nuevo pronunciamiento sobre la prisión del ex funcionario.
 
"El pedido de libertad en realidad no es sorpresivo desde el punto de vista judicial porque el 28 de junio la Corte Suprema de Justicia de la provincia dispuso declarar la nulidad del auto de prisión preventiva porque la Corte consideró que los jueces que integraban el tribual no argumentaron las razones por las cuales debía ser encarcelado, por lo que declaró la nulidad y a modo de sanción los apartó", explicó Morales. 

Alicia Freidenberg, presidenta de la Sala, y el vocal Luis Morales Lezica, habilitaron la feria para tratar el pedido de libertad de Di Lella y, en consecuencia, dispusieron el cese de la medida. Además dispuso que el tribunal natural, una vez que sea conformado, fije un nuevo fallo.

"Lo que hizo la doctora Freidenberg es actuar con rapidez para dar con estricto cumplimiento a lo que la corte ya había ordenado", destacó. 

Agregó, que "en un par de horas el doctor Di Lella estaba técnicamente en libertad porque se debe saber que desde febrero está internado en un sanatorio con un severo cuadro clínico. Si bien desde el 10 de julio ya está en libertad  una junta médica debe evaluar su estado cardiológico y psiquiátrico para determinar en qué condiciones se encuentra y si debe ser dado de alto o debe continuar alojado en un sanatorio", precisó. 

Compartir

Comentarios