Las cuotas subieron un 58% por inflación acumulada. Desde que salió el programa se registró un aumento de 194%. “Es un sistema que fracasó en Argentina", dijo una de las perjudicadas.


El sueño de la casa propia se convirtió en una pesadilla para algunos tucumanos. Nucleados en “Hipotecados UVA Autoconvocados Tucumán”, personas que fueron beneficiadas con una vivienda en el sistema habitacional de Yerba Buena a través del programa Procrear denuncian los altos montos de las boletas que tienen que pagar.

“Comencé pagando una cuota de $7.000 hoy pago $13.280, después de un año y el crédito es a 30. Lo más grave es que aumenta mi capital: hoy debo más de lo firme en ese momento, yo firme por $1.418.000 y hoy debo $2.280.000”, contó angustiada Romina Medina integrante del grupo en La Mañana de la 12.

“Es algo imparable”, se lamenta y agrega: “Desde el oficialismo nacional nos dicen que nuestra casas valen más. Lo repudiamos y consideramos una falta de respeto. Nosotros no somos corredores inmobiliarios,  somos familias trabajadoras que fuimos detrás del sueño de una vivienda única, permanente y familiar. No queremos, ni pensamos vender, no es un negocio”.

Medina dijo que la mayoría de los beneficiarios son de clase media trabajadora. “No hay morosidad porque la cuota se descuenta de la cuenta sueldo. Por lo que queda menos de remanente para vivir todos los meses. Y los monotributistas hacen un esfuerzo enorme para pagar”, explicó.

En ese sentido agregó: “hay morosidad asociada: Si Uva hace un análisis financiero de un hipotecado se dará cuenta que deben impuestos inmobiliario o automotor,  un mes se paga el colegio de los chicos otro no. Llegaremos un momento que no podremos pagar. En el norte los sueldos son bajos y la inflación es la misma en todo el país”.

Medina dijo que las cuotas subieron un 58% de inflación acumulada. Desde que salió es un aumento de 194%. “Es un sistema que fracasó en argentina y los que tienen que dar respuesta tienen que reconocer este fracaso. A corto plazo habrá 130 mil familias en la calle. Una vez que firmamos con el banco pasamos a ser un hipotecado mas y si no pagamos se apropian de la casa”, sentencio.  

Ahora en Tucumán son 4000 familias, algunas pertenecen a Procrear otro con créditos comunes. “Los últimos son los más complicados, uno de los chicos comentaron que su cuota llego a los $30.000. Con este sistema vamos a terminar devolviendo 8 casas”.

“Queremos pagar nuestra casa acorde a nuestros sueldos. Creímos en una promesa de Gobierno: la inflación iba a bajar, que iba a ser posible pagar los créditos, para los que vivimos esta realidad es un sistema que fracasó”, cerró.

UVA

Los créditos hipotecarios en UVAs surgieron hace más de tres años, como una opción que permitió a más familias acceder a su vivienda propia porque requería de ingresos más bajos que un crédito tradicional. Pero en 2018, los deudores de esos nuevos créditos se vieron afectados por la indexación de las cuotas al ritmo de la inflación.

Compartir

Comentarios