Nicolás Gallo recordó en LV12 al ex jefe de Estado "como un ejemplo de lo que es la política con mayúsculas". Dijo que siempre se ubicó del lado de los sectores más desprotegidos y que estaba de acuerdo con la alianza que concretó el presidente con el senador.


Nicolás Gallo, uno de los pocos dirigentes que acompañó hasta el final al ex presidente Fernando De la Rúa, quien murió el pasado 9 de Julio, recordó, en dialogo con LV12, al ex jefe de Estado "como un ejemplo de lo que es la política con mayúsculas".

Sostuvo que "tuvo una vocación de servicio para cambiar la realidad de la gente. Depositada la voluntad del voto popular quiso administrar los recursos técnicos y financieros del Estado para servir a la gente, ese era exactamente el doctor de La Rúa", remarcó. 

Dijo que siempre se ubicó del lado de "los sectores más desprotegidos. Los grandes proyectos y leyes que salieron estaban con los jubiladosn con los aborínes, con los transplantes, con todos los problemas que hacen a la vida cotidiana de la gente que menos tiene". 

"Era una persona muy sencilla, muy simple, que se daba con todos", subrayó. 

Contó que "vivió sus campañas con una alegría fenomenal porque le permitía estar en los lugares más reconditos del país". 

"Lo recuerdo como dirigente político, dando testimonio de como debe funcionar la política con una entrega hacia la gente que uno debe servir y no orientada hacia el enriquecimiento personal", agregó. 

Respecto a la alianza que hizo el presidente Macri con Miguel Ángel Pichetto, dijo que había manifestado su conformidad. "Cuando le pregunté lo de Pichetto consideró muy acertada la decisión de Macri de abrir al peronismo republicano la posibilidad de conducir los destinos de la república. Consideraba que había que dejar atrás el peronismo y antiperonismo para poder construir y consolidar la república y la democracia. Eso es lo que me decia él, estaba muy contento con la decisión de Macri". 

Consultado por las expresiones que había lanzado Eduardo Duhaldo, tras la muerte de De La Rúa, sostuvo que con eso "demostró una canallada más de su personalidad porque decir eso justamente en un momento después de su muerte es lo más bajo que se puede pedir. De La Rúa si estaba cansado de todas las polémicas, las trabas y las presiones que le ponían, pero de ahí lo que dice Duhalde, realmente es repugnante", afirmó. 

Fernando de la Rúa murió a los 81 años. El ex presidente estaba internado en grave estado en la clínica Fleni desde el 28 de enero. En las últimas horas su estado había empeorado a raíz de una descompensación cardíaca y renal.

Su última aparición pública se dio en el marco de la cumbre del G20 que se realizó en noviembre pasado en la ciudad de Buenos Aires. El ex presidente participó de la gala que se llevó a cabo en el Teatro Colón.

De la Rúa fue presidente de la Argentina entre 1999 y 2001, cuando debió dejar su cargo inmerso en la peor crisis económica de la historia del país. El 19 de diciembre, el ex jefe de Estado declaró el estado de sitio y al otro día renunció a la presidencia, yéndose de la Casa Rosada en helicóptero, una imagen que quedará en la memoria de los argentinos para siempre. 

Compartir

Comentarios