Asesinato en Barrio Echeverría.

El hecho ocurrió el martes.

La Policía acorraló al asesino, que finalmente se presentó voluntariamente en Tribunales confesando ser el autor del hecho.

El pasado martes 9 de julio, un joven de 26 años murió de un disparo en el Barrio Echeverría. La Policía inició inmediatamente una investigación, y este viernes, tras sentirse acorralado, un joven se presentó voluntariamente en Tribunales confesando ser el autor del hecho.

A partir de las averiguaciones realizadas, personal de la División Homicidios descubrió la identidad de un hombre vinculado al caso y que sería el autor material del disparo que le arrebató la vida a Roque Manuel Ocheda.
Los efectivos lograron determinar que el sospechoso era un hombre que permanecía prófugo de la Justicia, por lo que inició exhaustivas investigaciones en todos los lugares que pudiera esconderse. Finalmente, acorralado por el accionar policial, decidió ponerse a disosiión de la Justicia.

El caso
Cerca de las 00.30 del martes, en jurisdicción de la Comisaría Seccional 14°, ingresó en el CAPS San Roque un joven de 26 años con una herida de arma de fuego en la cabeza con signos vitales débiles. A los pocos minutos, falleció como producto de esa herida y se puso en conocimiento a personal policial.

Un equipo a cargo del Oficial José Luis Valdez y supervisado por el Jefe de la División Homicidios Cristian Peralta, logró establecer que se trataba de Roque Manuel Ocheda, de 26 años. “Según se pudo establecer a partir de las primeras averiguaciones, la víctima le habría robado al supuesto autor del hecho y este habría cobrado venganza”, explicó el Oficial José Luis Valdez. 

“El supuesto asesino, junto a otro hombre y una mujer habrían ido a buscarlo en la vivienda de su hermana, ubicada en la intersección de los Pasajes Rapelli y Alvarado, pero no lo encontraron. Finalmente, cerca de las 00.30 lo encontraron y agredieron y el sospechoso le disparó”, informó Valdez.

Compartir

Comentarios