Mecheras serán investigadas por antecedentes.

Las sospechosas fueron derivadas desde la seccional Primera hasta la sede de la Brigada Femenina.

Las cinco mujeres aprehendidas por realizar maniobras de hurto en el microcentro de la capital tucumana quedarán bajo arresto y en proceso de investigación de antecedentes.

Las acusadas y detenidas por 'oficiar de mecheras' no recuperaran la libertad como medida para frenar los ataques en la vía pública, moneda común en los últimos días en la capital tucumana, y como respuesta al pensamiento popular de que estos delitos son rápidamente excarcelables.

El juez de Feria, Juan Francisco Pisa, está en vía de confirmar la detención de las cinco personas que han sido atrapadas en el inicio del receso. La fiscala de turno, María Fernanda Bahler, había solicitado la privación de la libertad de las mujeres por unos 10 días, plazo que utilizaría para reunir información y así verificar los antecedentes. Así, las sospechosas fueron derivadas desde la seccional Primera hasta la sede de la Brigada Femenina, en calle Buenos Aires al 400.

“Este tipo de delitos se clasifican como hurto simple y son excarcelables. En general, los retenidos cuentan con abogados, quienes con un trámite corto consiguen la libertad”, explicó ayer José Ardiles, subsecretario de Seguridad de la provincia.

Sin embargo, el funcionario remarcó que la cartera de seguridad, el Ministerio Público Fiscal (MPF) y la Policía “están trabajando para definir una verdadera política criminal, que permita neutralizar los delitos que más afligen a los ciudadanos”, entre ellos, los arrebatos y los ataques de las mecheras y pungas.

En simultáneo, en el nuevo Código de Convivencia Urbana, elaborado por el Gobierno, se prevé sanciones “más severas” para los casos hurtos, según dijeron, con multas que pueden superar los $ 30.000. Las sanciones duplicarían a la reincidencia, siendo en algunas situaciones multa y arresto de hasta 30 días.

Fuente: La Gaceta.

Compartir

Comentarios