La pérdida de trabajo, factor clave en la caída de las ventas y sus consecuencias.

Reinoso comparó la situación con los extremos del 2001.

Isabel Reinoso, presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina, adjudicó a la crisis económica el aumento de cuentas corrientes en farmacias y la obligación de seleccionar productos no prescriptos por orden médico.


La caída interanual del 13,8% en la venta de medicamentos abre el abanico de factores que preocupan en el sector farmacéutico y las consecuencias en la salud de los argentinos, en especial de las personas de la tercera edad y los enfermos crónicos. La presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina, Isabel Reinoso, ubicó a la pérdida del trabajo como el principal motivo de los padecimientos.

"En nuestro pais la cobertura de salud y medicamentos está asociada al trabajo, con la pérdida de empleos una persona pierde la cobertura de seguridad social y se atiende en el médico en el ámbito público, después viene con una receta con la que antes tenía una cobertura del 40% al 70%. Sin la cobertura, hay un impacto en el bolsillo muy grande", expresó en conversación con La Mañana de la 12 la líder del gremio farmacéutico.

El otro aspecto que abarca la pérdida del empleo en Argentina, según Reinoso, es el impacto en la salud que tiene la propia coyuntura: "la pérdida del empleo trae la desesperación, afecta las relaciones con las personas, terminan yendo al médico y consumiendo mas psicofármacos de los que se consumian".

Reinoso explicó también que la preocupación está en el aumento de las cuentas corrientes en las farmacias y la obligación de elegir segundas marcas, fuera de lo prescripto por médicos en recetas, para poder solventar la necesidad: "hay una dificultad de acceso porque si se compra la comida, no alcanza para los medicamentos, también con las tarifas".

Compartir

Comentarios