VIH-Sida

Todavía el 20% de las personas que viven con VIH no saben que están infectadas.

Se progresa, pero cada año menos", advierte el informe anual de ONUSIDA, que pone el acento en la caída de los recursos destinados a avanzar hacia el fin de la epidemia.

Las muertes vinculadas al sida y las nuevas infecciones por VIH cayeron el año pasado a nivel mundial 33% y 16%, respectivamente, en comparación con 2010. No obstante, se observa que el descenso en esas cifras, así como el incremento en el número de personas que acceden al tratamiento y el avance en general en las medidas para poner fin a la epidemia se están desacelerando, tal como advierte el informe global anual de Onusida presentado hoy, que entre otros claroscuros destaca grandes diferencias entre las distintas regiones.

De acuerdo a la Actualización Global del SIDA del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), 37.9 millones de personas viven con VIH en todo el mundo (1,7 millones son menores de 15 años) y el 62% de ellas accede al tratamiento, según datos de 2018. En total, unas 23,3 millones de personas recibieron terapia antirretroviral el año pasado, en comparación con los 7,7 millones de 2010.

A nivel mundial, alrededor de 1,7 millones de personas se infectaron con VIH el último año, una caída del 16% desde 2010 y del 40% respecto del pico de 1997. Entre 2010 y 2018 también cayeron un tercio las muertes relacionadas con el sida (el estadío avanzado de la infección) y más del 55% en comparación con 2004.

“Se progresa, pero cada año menos", advierte el informe, que pone el acento en la caída de los recursos destinados a avanzar hacia el fin de la epidemia. "Por primera vez desde el 2000, los recursos disponibles para la lucha global contra el sida bajaron", alertó Gunilla Carlsson, responsable de Onusida, en el marco de la presentación realizada en Eshowe, Sudáfrica, de la que también participó el vicepresidente de ese país, David Mabuza. Es que en 2018, los recursos globales disponibles para la respuesta al sida fueron 19.000 millones de dólares, 1.000 millones menos que en 2017 y 7.000 menos que la suma que se considera necesaria para 2020 (26.200).

El informe muestra una imagen mixta, con algunos países que logran "avances impresionantes" mientras que otros experimentan un aumento en las nuevas infecciones por VIH y las muertes vinculadas a la enfermedad.

Mientras que Sudáfrica, por ejemplo, logró reducir las nuevas infecciones por VIH en más del 40% y las muertes relacionadas con el sida en alrededor del 40% desde 2010, “todavía queda mucho camino por recorrer” en África oriental y meridional, la región más afectada por el VIH, destaca el informe. También se registraron "aumentos preocupantes" en el número de nuevas infecciones en Europa oriental y Asia central (29%), en Oriente Medio, en el norte África (10%) y en América Latina (7%).

En cifras

Según los datos del informe de Onusida, en 2018:

37.9 millones de personas vivían con VIH en todo el mundo

23,3 millones accedían al tratamiento

1,7 millones se infectaron con VIH

770.000 murieron por causas vinculadas al sida.

6.200 mujeres de 15 a 24 años se infectan con VIH cada semana. "Esto sigue siendo inaceptable", destacan desde Onusida."Los programas de salud y derechos sexuales y reproductivos para mujeres jóvenes deben ampliarse para llegar a lugares de mayor incidencia y maximizar el impacto."

El 82% de las embarazadas que viven con VIH tuvieron acceso a medicamentos antirretrovirales para prevenir la transmisión del VIH a sus hijos.

El 54% de las nuevas infecciones por VIH a nivel mundial se producen en poblaciones clave (hombres que tienen sexo con hombres, personas que utilizan drogas inyectables, trabajadoras sexuales y personas transgénero). En América Latina ese porcentaje llega al 65%. (Clarín)

Compartir

Comentarios