Mujeres pilotos de aviones.

Desigualdad de género por los aires.

La desigualdad de entre hombres y mujeres se da en todos los ámbitos, pero en algunos la diferencia es más absoluta.

Fuera de la cabina de vuelo, en Aerolíneas Argentinas las mujeres en puestos directivos y sectores operativos alcanzan, en cada uno, poco más del 26%, mientras que dentro de las áreas administrativas superan el 42%

De un un total de 1623 pilotos comerciales de la Argentina, solo 22 son mujeres y el número disminuye a 15 en la aerolínea de bandera.

Cambiar este escenario es la meta que se autoimpuso Pamela Suárez, al frente del organismo encargado de determinar las causas de accidentes en el sector civil: "debemos ser parte de la aviación en el lugar que queramos".

De acuerdo con un informe presentado por la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) que reúne información del Ministerio de Transporte de Nación, las mujeres que pilotean aviones comerciales representan apenas el 1,3% del total y en el caso de Aerolíneas Argentinas el 1,16%.

Fuera de la cabina de vuelo, en Aerolíneas Argentinas las mujeres en puestos directivos y sectores operativos alcanzan, en cada uno, poco más del 26%, mientras que dentro de las áreas administrativas superan el 42%.

"Las mujeres tenemos que tomar conciencia de que no sólo podemos sino que debemos ser parte de la aviación en el lugar que queramos", dijo á Télam Pamela Suárez, titular de la JIAAC desde 2013 en su oficina de la porteña Avenida Belgrano.

Si bien que una mujer esté al frente del organismo encargado de determinar las causas de accidentes e incidentes en el ámbito de la aviación civil es buen síntoma y un gran precedente, lo cierto es que, por ahora, es parte de una realidad excepcional.

"La aviación me tomó de casualidad, yo soy especialista en administración pública, hace más de 25 años que trabajo para el Estado y recién cuando me derivaron al área de Transporte me empecé a conectar con la aviación", contó.

Sobre su avance en ese medio, agregó: "te vas metiendo y terminé trabajando en la JIAAC que de por sí es un área muy compleja y cerrada porque era gente que venía de la Fuerza Aérea y ver a una mujer ahí generaba mucha resistencia".

"Ésa es Regina, en 2013 se convirtió en la primera investigadora después de 60 años de vida de la JIAAC", aseguró Pamela señalando una foto colgada en la oficina donde se ven los investigadores de un accidente en Marcos Paz y, entre ellos, resalta una única mujer.

Compartir

Comentarios