Luego de su fallida visita en 2013, ahora la líder de Los Piletones se excusó porque debe viajar a Santiago del Estero para abrir un hogar de ancianos


Luego de la polémica por la fallida visita en 2013, el Vaticano invitó ayer a la referente social Margarita Barrientos para encontrarse con el papa Francisco, pero la líder del comedor Los Piletones respondió que no podrá ir por "trabajo".

La invitación llegó a través de la Fundación Pontificia Scholas Occurrentes para participar en el Vaticano de su congreso mundial, que clausurará el Papa en los últimos días de mayo, informó la agencia DyN.

"No puedo ir porque acabo de inaugurar un comedor en Cañuelas y el martes viajo para Santiago del Estero a abrir un hogar para abuelos en Añatuya", explicó Barrientos anoche, en diálogo con TN.

"En este momento es imposible, estoy comprometida con los abuelos. Me encantaría, pero tengo que trabajar", agregó y no descartó un futuro encuentro con el sumo pontífice.

La invitación llega luego de que la dirigente social, cercana al presidente Mauricio Macri, recordara que en 2013, estando en la plaza San Pedro, no pudo ver a Francisco, mientras fuentes del Vaticano aclararon que el jefe de la Iglesia "nunca supo" de su presencia.

Compartir

Comentarios