Hoteles alojamiento

El rubro de los albergues transitorios registra un promedio de cierre de cinco hoteles por año

Actualmente, la actividad promedia cinco cierres por año, lo que representa una pérdida de clientes del 30 %. "Cada vez nos contraemos más, hoy estamos en un estado de supervivencia", aseguran.

 

La difícil situación económica que atraviesa el país afecta a todos los sectores por igual y los hoteles alojamiento no son la excepción. Actualmente, promedia cinco cierres por año, lo que representa una pérdida de clientes del 30 %.

Al respecto, desde la Asociación de Hoteles Alojamiento por hora, explicaron que “se agudizan los cierres, porque la situación es más extrema. No podemos crecer, cada vez nos contraemos más, hoy estamos en un estado de supervivencia. Tenemos un retraso tarifario de un 40%, pero no podemos subir los precios, porque el consumo no lo permite”.

Asimismo, José Manuel Capelo, Presidente de la Asociación, en diálogo con el medio BAE,  explicó que en realidad no hay más cierres porque tampoco es fácil.  Si bien reconoce que hay muchos hoteles alojamiento que están atravesando momentos complicados, señaló que “no es fácil cerrar, por los altos costos. Sólo pueden cerrar los que están bien ubicados y tienen una salida inmobiliaria”.

Además, Capelo declaró que “todas las categorías están afectadas por igual, pero los que apuntan a la clase media son los más perjudicados”. “Ofrecemos promociones, pero si la gente no tiene dinero para gastar o destinar a esparcimiento, es difícil convencerla. Por si fuera poco, cada vez tenemos menos presupuestos de marketing”, agregó.

En ese sentido, los hoteles de mayor categoría comenzaron a ofrecer up grade para mejorar la habitación y cenas gratis en algunos horarios, pero no hay muestra de que haya una reactivación, especialmente en los que apuntan a la clase media.

Esta semana se dio a conocer el cierre del hotel Riglos, ubicado en Directorio y Riglos del barrio de Caballito. Esta baja se suma al cierre del famoso hotel JJ en Nuñez, Guardia Vieja en Almagro, Rampa Car en Palermo, Nuevos Vientos en Belgrano, Stork en San Fernando o al Arcobaleno en Belgrano, uno de los últimos en bajar las persianas.

Actualmente, existen alrededor de unos 600 hoteles alojamientos en el país, de los cuales 350 están en el conurbano y 140 en la Ciudad de Buenos Aires; el resto están en el interior del país. El sector da trabajo a 9.000 personas en forma directa y cada cierre representa la pérdida de 15 puestos directos y hay que multiplicar por cinco los indirectos.


Fuente: Fortuna

Compartir

Comentarios