Con esto comenzó la remediación ambiental de pozos petrolíferos que fueron abandonados en su explotación.

Comenzó el proceso de cierre del Yacimiento Caimancito, iniciando los trabajos en los pozos 1001 y 1002, que en los próximos días estarán concluidos, cumpliéndose así con el objetivo fijado por el Gobierno provincial de hacer cesar toda explotación petrolera en el Parque Nacional Calilegua.

El gobernador GERARDO MORALES, presente en el lugar junto a otros funcionarios, señaló que "el proyecto implica cerrar dos pozos del yacimiento, y para tal fin se trajeron equipos de alto costo que estaban trabajando en el yacimiento de Vaca Muerta en Neuquén. Empezamos el proceso en el pozo 1001 y luego avanzaremos con el 1002, teniendo en cuenta que es un yacimiento que se está agotando".

"Este proyecto significa un gran esfuerzo de la Provincia, recordando que la empresa (que explotaba el yacimiento) se retiró y dejó todo sin tomar ningún tipo de recaudo y cuidado. Por eso iniciamos esta tarea de cerrar definitivamente los pozos mencionados", explicó.

 

 

 

Morales recordó que el cuidado del ambiente y más en esa reserva, tan rica en especies arbóreas y fauna, fue impulsada desde el inicio de su gestión, razón por la cual se inició la remediación del citado yacimiento tras el abandono de la empresa que lo explotaba. "Será un proceso que llevará su tiempo pero que finalmente se logrará", dijo el gobernador Morales.

En tanto, la ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, comentó que "iniciada la gestión del gobernador Morales propusimos cerrar este yacimiento en el marco de un reclamo de organizaciones ambientalistas; pero también fue una decisión de gobierno preservar esta área que tiene un alto valor en términos de biodiversidad".

La funcionaria provincial explicó que con este propósito se sancionó la Ley 5889 que establece el cese de la actividad petrolífera en el Parque Nacional Calilegua, en este yacimiento, y que en ese marco se inició un trabajo de análisis de equipos técnicos de diversas áreas del Estado, con aporte importante de la Secretaría de Minería e Hidrocarburos de la Provincia.

 

 

Zigarán resaltó que este proceso de cierre de los dos pozos es un proceso autosustentable, ya que se hace con los propios recursos del yacimiento; es decir que los pozos que se encuentran activos por presión natural, hasta tanto se agoten, servirán para proveer de recursos que a su vez permitan cerrar los que están inactivos.

Por su parte, el ministro de Infraestructura, Jorge Rizzotti, consideró positiva la medida que se resolvió por parte del Estado Provincial de proceder al cierre de pozos del yacimiento Caimancito, acción que lleva adelante la empresa Jemse con recursos propios en base a una buena administración.

Asimismo, Alejandro Insaurralde, director titular de Jemse y a cargo de la administración de yacimiento Caimancito, indicó que el proceso de cierre de dos pozos se está efectuando con recursos propios y que en diez días estará listo. Aclaró que el cierre definitivo es un proceso más extenso en tiempo.

Fuente: El Tribuno de Jujuy

Compartir

Comentarios