Beatriz Busaniche, titular de la Fundación Vía Libre, cuestionó a "los responsables políticos de la contratación de la empresa". Apuntó contra Rogelio Frigerio y Adrían Pérez: "han demostrado negligencia". Agregó que llegamos a las PASO en "condiciones de precariedad que abruman".

 

Un equipo de profesionales de la seguridad informática preocupado por la evidencia de errores técnicos en la implementación de tecnologías en el proceso de escrutinio provisorio con miras a las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) a realizarse el próximo domingo 11 de agosto, elaboró una advertencia de vulnerabilidades detectadas y conocidas en uno de los componentes usados para la carga de telegramas desde las escuelas hacia los centros de cómputos.

Componentes de software usados en la conversión de formato de los telegramas transmitidos desde los centros de votación tienen al menos 46 vulnerabilidades conocidas por la comunidad técnica y ya reportadas, que pueden ser potencialmente explotadas para dañar la integridad del proceso de escrutinio provisorio.

Beatriz Busaniche, representante de la Fundación Vía Libre y especialista en la materia, opinó sobre Smartmatic, la firma a cargo de la transmisión de resultados del escrutinio provisorio.

Si bien asegura que desde la ONG no mencionan un posible fraude, da cuenta que la empresa contratada “tiene una terrible reputación” y que no entregó a los partidos políticos el software con la antelación establecida, con lo cual están en duda los resultados que se puedan informar la noche del domingo 11 de agosto.

Desde la visión de Busaniche, “el problema es que el Poder Ejecutivo ha contratado a una empresa de terrible reputación. Es una empresa que tiene una larga trayectoria de problemas serios en las que participó, es una firma que nace y se desarrolla en el gobierno de Venezuela a partir de 2004. Tuvo problemas en El Salvador, en Italia, Bélgica, Filipinas, con ejecutivos con pedido de captura por violar la ley electoral. En el simulacro previo a esta elección el sistema falló estrepitosamente, estaba el compromiso legal de entregar el software 30 días antes y eso no pasó, ni siquiera está terminado. El 20 de julio, el propio Adrián Pérez, en la última prueba, dijo que el software no estaba listo. Hay niveles de negligencia asombrosos”.

"Nosotros tenemos una posición sumamente crítica no solo de la empresa Smartmatic, sino también de los responsables políticos de la contratación de la firma, que han demostrado unos niveles de negligencia y de falta de responsabilidad en la contratación de una firma a la que ni siquiera le están exigiendo que cumpla con las pautas mínimas que tiene que cumplir una firma proveedora del Estado más en el desarrollo de un sistema de elecciones. Para nosotros llegamos a la elección Primaria en condiciones de precariedad que abruman", advirtió. 

Para finalizar, sostuvo que "no hay forma de estar tranquilos porque no se han seguido los procedimientos básicos y porque no se han cumplido los plazos. Los niveles de irresponsabilidad que se manejan son sorprendentes", afirmó.  

Compartir

Comentarios