Macri comienza la recta final de campaña.

Referentes partidarios confían en dar el golpe en Santa Cruz.

El candidato de Juntos por el Cambio traza su mapa en Rosario y Córdoba, antes de realizar el cierre de campaña hacia el 11 de agosto en un acto central en Buenos Aires.

Un acto en el estadio de Ferro, el pedido del voto en Córdoba, una fuerte apuesta en Santa Cruz y el cierre en la zona norte del conurbano. Con esta seguidilla de actividades centrales de campaña electoral Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal completarán el último tramo de esta semana proselitista de Juntos por el Cambio para buscar un triunfo en las PASO del próximo domingo.

La fuerte apuesta de Juntos por el Cambio es romper el récord histórico de participación ciudadana en las internas abiertas para acercarse lo máximo posible al kirchnerismo y posicionarse así para los comicios generales de octubre.

Macri estará hoy en Rosario, el martes encabezará con Horacio Rodríguez Larreta un acto en el microestadio del club Ferrocarril Oeste donde buscará dar un fuerte envío a la campaña con el apoyo del voto porteño que se figura ampliamente mayoritario.

Macri busca sumar la mayor cantidad de votos y perforar en Buenos Aires el techo del 50%. "Cada punto que sumemos en la general sirve", dijo un macrista que forma parte del armado electoral de Juntos por el Cambio en relación a que el voto de Capital podrá compensar el faltante de otros puntos del país donde el Presidente no está tan fuerte.

Por otra parte, Macri estará en Córdoba el miércoles para un acto en el que apostará fuertemente por sumar los votos del peronismo. Según aseguran varios referentes de la Casa Rosada, en Córdoba Macri tiene un acuerdo no escrito con el gobernador del PJ Juan Schiaretti que llevará boleta corta y que no dio señal alguna hasta ahora ni para Cambiemos ni para el Frente de Todos.

El voto de Córdoba se presenta como central para Macri ya que es donde mayor caudal del peronismo aspira a sumar. De hecho, el candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto estuvo toda la semana pasada en la provincia de Schiaretti cerrando filas con referentes del PJ tradicional que unifica el Peronismo Republicano de Humberto Roggero.

Para la Casa Rosada ganar en el territorio será un fuerte golpe de efecto contra el kirchnerismo que maneja Santa Cruz desde 1990. Es decir, que "el golpe de efecto electoral", como destacan en el Gobierno, será dar el batacazo donde más le duele a Cristina Kirchner.

El frente Juntos por el Cambio no quiere descuidar el voto cautivo del macrismo concentrado en el norte del conurbano. De hecho, el cierre de campaña de Macri y Vidal se dará el jueves en un gran acto en el municipio de Vicente López que maneja Jorge Macri.

Allí se hará una fuerte apuesta del oficialismo con la mayor parte de los candidatos y el mensaje de Macri reiterado a lo largo de toda la campaña: "Los argentinos juntos somos imparables".

Fuente: Infobae.

Compartir

Comentarios