Panaderías

Algunas panaderías prefieren conservar los precios para poder sostener las ventas.

Pablo Albertus, del Centro de Industriales Panaderos, describió la actual situación que padecen y dijo que "no se reactiva la actividad de ninguna manera". Las ventas disminuyeron cerca de un 40%. Explicó que los créditos resultan "inalcanzables" para el rubro.


El titular del Centro de Panderos de Tucumán, Pablo Albertus, comentó que la situación del sector sigue siendo preocupante, teniendo en cuenta la caída en las ventas que se vienen registrando.  

"La verdad que en el sector venimos con bajas de ventas que son del 40 por ciento. No se reactiva la actividad de ninguna manera. La única forma de tratar de sostener las ventas es no aumentando los precios y tratando de hacer promociones", señaló el empresario.  

"El tema de los servicios nos está aniquilando", agregó. 

Consultado por el proyecto de ley que impulsa el legislador Ariel García para proteger la actividad de la panificación, dijo que con este proyecto se crea un registro de panaderías a nivel provincial, donde todas las panaderías, tanto legales como ilegales, van a estar alcanzadas con alícuotas cero en lo que son Ingresos Brutos y Salud Pública, lo que será beneficioso para nuestra actividad porque hoy todas las materias primas y todos los movimientos comerciales están gravados con esos ingresos distorsivos". 

Otro punto de la iniciativa, comentó que está relacionada  con "el tema del precio del pan social en la mesa que lo va a sugerir el Centro de Panaderos, o sea 20% más barato que lo que sugiere la cámara, que en principio es algo que nos tiene que favorecer porque tiene que haber más ventas y al estar todos trabajando a la misma altura de las circunstancias, tanto legales como ilegales, va a generar una competencia más sana para el sector, no como la que hoy padecemos"

A nivel nacional, dijo que lo que se está haciendo desde la Federación Argentina es una ley de Emergencia Económica para todas las panaderías del país. "Acá en Tucumán estamos esperando que pasen las elecciones para trabajar con los futuros diputados esta ley", adelantó. 

Albertus indicó también que a nivel municipio presentaron  un proyecto de ordenanza que apunta a actualizar la que ya existe desde 1977. "Apunta a lo que es la salubridad, el transporte y el control", precisó.

Para finalizar, Albertus sostuvo que el sector necesita "vender más pan y que nuestra actividad empiece a generar más puestos de trabajo y cuidar los que ya existen porque es muy difícil mantener las fuentes de trabajo teniendo en cuenta la baja en las ventas".  

Compartir

Comentarios