Industria del calzado

La industria del calzado padece la crisis.

Héctor Alberto Sellaro, referente del sector, comentó que "la caída comenzó en el segundo semestre de 2016". Consideró que es necesario un cambio de política por parte del Gobierno nacional.


"Hay que cambiar la política y apostar al trabajo esa es la realidad", afirma Alberto Sellaro; titular de la Cámara del Calzado. "La caída comenzó en el primer semestre del 2016, a partir que el mercado interno no tracciona empiezan a sobresalir los problemas. Las importaciones y la baja de consumo es una situación límite para todos los sectores".

En junio la producción industrial cayó tanto con relación a un año atrás (-6,9%) como respecto a mayo (-1,8%) junio de 2018. Y acumula en el primer semestre de este año una disminución de 9,4% respecto a igual período de 2018, de acuerdo a los datos del INDEC. Las prendas de vestir, cuero y calzado disminuyeron un 10,2%.

"Las importaciones desde el 2016 han oscilado entre los 85 millones de pares y eso hizo que la producción nacional bajé casi 25 millones de pesos; se equipara el importado con la pérdida de puestos de trabajo y producción nacional. Cerraron fábricas y locales de calzado; cuando se achica el consumo del mercado interno se termina con esta situación complicada", explicó Sellaro.

Para finalizar, añadió: "producíamos 125 millones de pares en la industria nacional y hoy se produce cerca de 92 millones, se compensó con parte de la importación, la mayoría de los puestos de trabajo que se perdieron son de empresas internacionales, las pymes con 20, 30 empleados cuidan el empleo porque son como una familia". 

Compartir

Comentarios