Aumentó el dólar luego del retroceso de ayer.

La presión alcista fue mayor producto de la desconfianza en el peso.

La frágil situación financiera en el país quedó evidenciada nuevamente con la suba de la moneda estadounidense y subió 32 centavos en el promedio de bancos.

Con las tensiones globales otra vez en el centro de la escena, el dólar retomó el alza y volvió a dejar en evidencia la frágil situación financiera argentina a sólo cuatro días de las  PASO. El tipo de cambio minorista escaló hoy 32 centavos a $46,80 en el promedio de la city porteña y quedó a sólo 10 centavos de su valor récord. Para evitar un alza mayor, el Banco Central jugó fuerte en futuros y volvió a subir la tasa. Esta vez también se sumaron ventas de bancos públicos para saciar la demanda.

En la plaza mayorista, el volumen de operaciones se sostuvo en un nivel moderado de US$750 millones y la divisa subió 29 centavos a $45,59. Con este incremento, durante las últimas tres semanas y media, es decir, desde que la volatilidad se instaló de nuevo, el dólar acumuló un alza del 9% que podría reacelerar la inflación los próximos días.

Una nueva devaluación del yuan hasta los 7,06 por dólar arrastró a la mayoría de las monedas emergentes y los principales mercados de referencia se vieron afectados por el recrudecimiento de las tensiones comerciales que acentuó las preocupaciones sobre una brusca desaceleración del crecimiento global.

En el mercado cambiario local, como ya es habitual, la presión alcista fue mayor producto de la desconfianza en el peso, la fragilidad económica y la creciente dolarización preelectoral. Esto obligó a las entidades oficiales a desplegar su arsenal. Lo propio ocurrió en el mercado de bonos argentinos: una nueva baja generalizada impulsaba, hasta minutos antes del cierre del mercado, al riesgo país otra vez por encima de los 900 puntos.

Fuente: Bae Negocios.

Compartir

Comentarios