Monteros

Uno de los acusados por el abuso de la joven en Monteros fue aprehendido.

Una joven de 18 años de la ciudad de Monteros denunció que fue víctima de abuso sexual y acusó a tres jóvenes como los autores del hecho.

La joven de 18 años de la ciudad de Monteros denunció el domingo pasado, en la comisaría local, que fue víctima de abuso sexual y acusó a tres jóvenes como los autores del hecho. Uno de ellos fue aprehendido el pasado lunes, y los otros dos se entregaron este miércoles, voluntariamente, arrinconados por la investigación policial.

Tras la denuncia, y de forma inmediata, el personal policial de la dependencia perteneciente a la Unidad Regional Oeste inició una investigación para confirmar la identidad y domicilio de los acusados.

El equipo a cargo de la investigación solicitó al Juzgado en lo Penal de Instrucción y de Menores del Centro Judicial Monteros medidas de allanamiento en los domicilios de los sospechosos, así como también medidas para su aprehensión.

En horas de la tarde del lunes, efectivos allanaron dos viviendas de los barrios El Jardín y Aeroclub y en calle España al 400 de esa ciudad. En Barrio Aeroclub, no hubo resultados positivos pero en calle España lograron secuestrar el celular de la joven, y en el Barrio El Jardín aprehendieron a uno de los acusados y secuestraron su celular.

El jefe de la Unidad Regional Oeste, Carlos Castro, había informado ese día que la investigación continuaba abierta con el objetivo de dar con el paradero de los dos jóvenes presuntos autores de la violación. Los trabajos policiales continuaron hasta que hoy, los dos sospechosos, de 26 y 28 años, se presentaron voluntariamente cerca de las 14 en el Palacio de Tribunales, acompañados de un abogado defensor.

El Hecho:

La joven denunció que el sábado 3 de agosto, cerca de las 16, salió de su hogar junto a una prima para ver un partido de fútbol en una cancha cercana. Cuando finalizó el juego se dirigieron a un bar de la zona. En un momento, la joven decidió ir al baño pero fue interceptada por un desconocido, que la encerró y abusó de ella forzándola y amenazándola con golpearla. Ante esta situación la joven quiso retirarse del bar y otra joven le ofreció llevarla a su casa, pero en realidad la llevó a un galpón, donde había más personas ingiriendo bebidas alcohólicas. En el lugar fue sometida sexualmente por dos jóvenes más y perdió el conocimiento hasta oír la voz de su padre. La joven regresó a su domicilio junto a su padre y descubrió lesiones en diferentes partes de su cuerpo por lo que acudió a la policía.

Fuente: Secretaría de Estado de Comunicación Pública.

Compartir

Comentarios