Centro Deportivo de Alto Rendimiento en Tafí del Valle

Asi sería el imponente complejo deportivo.

La palabras de Diógenes De Urquiza, presidente de la Agencia de Deporte Nacional revivieron al proyecto en los valles de nuestra provincia.

Con los Panamericanos 2019 en plena disputa, el Centro Deportivo de Alto Rendimiento de Altura (Carda) en Tafí del Valle volvió a entrar en la escena. “Estamos pagando en dólares, cuando en nuestro país podemos gastar en pesos y hay buenos sitios, como Tafí del Valle, donde se entrena el canotaje. Pero por supuesto, son escenarios que no están en condiciones; el problema es cómo los mantenés”, afirmó Diógenes De Urquiza.

En esa entrevista publicada por La Nación, con sus palabras, el titular de la Agencia de Deporte Nacional (ex Secretaría) devolvió un poco de esperanza, entre otros, a Gregorio Werchow, secretario general de la Federación Tucumana de Economía (FET), entidad que apoya la concreción del Carda. “Nos volvió a poner en carrera”, remarcó. Es que parecía que el proyecto Carda estaba “dormido”, que nadie se acordaba de él. Sin embargo De Urquiza demostró que la villa veraniega tiene la reputación de ser una zona ideal para entrenar a los atletas de elite en altura. Tanto De Urquiza como Werchow saben que la infraestructura es Talón de Aquiles para sacarle el máximo provecho a esa bendición natural.

“Para crear y explotar el Carda debe formarse un consorcio mixto: inversión provincial, nacional e inversores privados”, analizó Werchow. La estimación de la inversión que hizo el secretario de la FET ronda los 60 millones de dólares, siempre basado en el proyecto que realizó el estudio del fallecido arquitecto César Pelli. Luego de algunas recomendaciones aportadas por el licenciado en Alto Rendimiento, Horacio Anselmi, orientadas al aspecto deportivo y no arquitectónico, se hicieron algunas modificaciones que redujeron el gasto en un 30 por ciento.

En aquella reunión de diciembre de 2016 estuvo presente Adriana Nofal. Nofal es presidenta de la Fundación Misión Deportiva y además está a cargo de la Escuela de Iniciación Deportiva (Eide) Valles Calchaquíes que funciona desde hace una semana en Tafí del Valle. “Había un estadio enorme, un centro de convenciones para 1.500 personas. Las dimensiones de las habitaciones se modificaron porque no tuvieron en cuenta la altura de los jugadores de básquet. Los cuartos eran para dos, ahora el mínimo será de tres y un máximo de cinco. El gimnasio podrá tener otra función también”, detalló.

Mantener, para De Urquiza, y la ocupabilidad, para Werchow, son dos de las preocupaciones post construcción del Carda. Tras el pasado fin de semana, con la inauguración de la Eide, la preocupación tomó un rango menor en Werchow: el de ocupación. “Fueron más chicos de los que se esperaba. Eso es un muy buen indicio de que Tafí del Valle está apto para una inversión de este tipo”, dijo. Y agregó: “El Ejecutivo tiene que presentar el proyecto para que salga la ley, en la que se cede el espacio dando un plazo de equis cantidad de años hasta que se consigan los fondos para la construcción. Se podría hacer por un decreto, pero creemos que para que el inversor tenga seguridad jurídica, tiene que haber una ley provincial”.

Compartir

Comentarios