Aeropuerto de Hong Kong

Las protestas en Hong Kong fueron iniciadas a principios del pasado junio a raíz de un proyecto de ley que permitiría la extradición de sospechosos desde el territorio autónomo a la China continental para ser juzgados.

Los vuelos se suspendieron desde la tarde de este lunes (por la mañana en España) por la protesta que llevan a cabo por cuarto día consecutivo los manifestantes en sus instalaciones. Pekín denuncia "signos de terrorismo" en los manifestantes.

El aeropuerto de Hong Kong ha cancelado todos los vuelos de salida y llegada desde la tarde de este lunes (por la mañana en España) por la protesta que llevan a cabo por cuarto día consecutivo los manifestantes en sus instalaciones, según han anunciado las autoridades del aeródromo en un comunicado.

 

 A pesar de que este polémico proyecto de ley fue retrasado por tiempo indefinido el pasado 15 de junio, los manifestantes continúan echándose a la calle.

"Con la excepción de los vuelos de salida que han completado el proceso de 'check-in' y los vuelos de llegada que ya se dirigen a Hong Kong, todos los demás vuelos han sido cancelados durante el resto del día de hoy", ha añadido el aeropuerto en la nota, en la que informaba también de grandes congestiones en las vías de acceso al aeropuerto y de que las plazas de aparcamiento estaban todas ocupadas.

Se trata de una decisión extrema para este aeropuerto reconocido internacionalmente por su eficacia y que en el 2018 fue el octavo más concurrido del mundo, con 74 millones de pasajeros.

Miles de manifestantes, la mayoría vestidos de negro, llevan desde el viernes congregados en la sala de llegadas de la terminal principal para "dar la bienvenida" y sensibilizar a los visitantes extranjeros sobre los motivos de su protesta, con canciones, lemas y distribución de folletos. Según ha explicado un portavoz de la policía en rueda de prensa, este lunes se han concentrado más de 5.000 manifestantes en el aeropuerto.

 

"Signos de terrorismo"

Mientras tanto, el Gobierno chino sigue con sus advertencias a los manifestantes y este lunes ha asegurado que ha detectado "signos de terrorismo" en la última manifestación que ha tenido lugar este domingo.

"Los manifestantes radicales de Hong Kong han usado repetidamente objetos extremadamente peligrosos para atacar a los agentes de policía, que ya es un delito grave y revela los primeros signos de terrorismo", ha denunciado el portavoz de la oficina de asuntos relacionados con Hong Kong y Macao, Yang Guang.

Fuente: El Periódico

Compartir

Comentarios