El parásito fue descubierto por James Pager y Richard Owen en 1835 a partir de una autopsia de un paciente fallecido y por Joseph Leidy en 1846 en los músculos de un cerdo.

La triquinosis es una parasitosis cosmopolita causada por un gusano nematodo, la Trichinella spiralis. La infección se produce por comer carne cruda o poco cocinada, generalmente cerdo, aunque las últimas epidemias en Francia fueron por carne de caballo.

Se trata de Clara Bessi, quien estudia la Trichinellosis, una enfermedad parasitaria de alto impacto en la salud humana. Afecta también a los productores de carne y a las economías regionales.

Clara Bessi, docente de la Facultad de Veterinarias UBA, fue premiada con el Student Research Award que otorga la International Commission on Trichinellosis (ICT), según informó esa casa de estudios.

 

 

La docente se desempeña como titular de la Cátedra de Parasitología y Enfermedades Parasitarias, es becaria doctoral del Conicet y miembro del Instituto de Investigaciones en Producción Animal (INPA) de la Facultad de Veterinarias.

La novedad fue dada a conocer por el Secretario General de la Conferencia, Profesor Doctor Karsten Nöckler, quien le hizo llegar a Bessi el deseo de un "éxito continuo en su trabajo cientíico".

La investigación premiada lleva por título: "Experimental study of wild boars infected with Trichinella patagoniensis, T. pseudospiralis and T. spiralis" (Estudio experimental de jabalíes infectados con Trichinella patagoniensis, T. pseudospiralis y T. spiralis).

La ICT tiene como objetivos realizar intercambio de conocimientos en el mundo sobre biología, fisiopatología, epidemiología, inmunología y aspectos clínicos de la infección y proveer guías y recomendaciones sobre la exposición del hombre a este parásito transmitido por los alimentos.

La trichinellosis es una enfermedad parasitaria de alto impacto en la salud humana, la economía del productor agropecuario y la comercialización de productos y subproductos cárnicos en los mercados nacionales e internacionales.

Los jabalíes son protagonistas en el ciclo silvestre de la enfermedad, pero también son responsables de la aparición de brotes de trichinellosis humana en Argentina, con un gran número de casos en los últimos años.

En el trabajo se analizaron y compararon la susceptibilidad, la respuesta inmunológica, la distribución larvaria y los efectos de la irradiación de carnes, en jabalíes (Sus scrofa) infectados experimentalmente con Trichinella spiralis, Trichinella pseudospiralis y Trichinella patagoniensis, tres de las cuatro especies detectadas hasta el momento en la Argentina.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios