El Trastorno Obsesivo Compulsivo puede afectar severamente la calidad de vida de quien lo padece. Cómo es el tratamiento médico.

El tema fue llevado al cine, al teatro y hasta se han hecho series con personajes que los padecen (‘The Big Bang Theory’, quizá sea la más conocida) tratando de ponerle una dosis de humor y, tal vez, intentando acercar un poco de luz sobre una problemática tan común como incomprensible y que, en los casos más severos, afecta considerablemente la calidad de vida de quien lo padece.

 

 

“El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es una enfermedad que se encuadra dentro de los trastornos de ansiedad”, le explica a Clarín la Dra. Gabriela Ferretti (MN 81.108); y sigue: “Quien lo padece manifiesta obsesiones y compulsiones, que son reconocidas por el mismo individuo que los sufre como de naturaleza ‘excesiva e irracional’, pero ante las cuales no puede oponerse. Las mismas se presentan como un malestar que interfiere en su rutina del día a día (vida laboral, familiar, social, etc.)”

 

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es una enfermedad que se encuadra dentro de los trastornos de ansiedad. Quien lo padece manifiesta obsesiones y compulsiones, que son reconocidas por el mismo individuo que los sufre como de naturaleza ‘excesiva e irracional’, pero ante las cuales no puede oponerse. Las mismas se presentan como un malestar que interfiere en su rutina del día a día (vida laboral, familiar, social, etc.)

Dra. Gabriela Ferretti (MN 81.108) – NEURÓLOGA

 

Según la neuróloga, es justamente la calidad de vida y su relación con el entorno, lo que determinará la gravedad del cuadro de quien padece un TOC.

 

 

En cuanto a las obsesiones del TOC, según el psicólogo Santiago Bonomi (MP 98.039), se pueden definir como “pensamientos recurrentes, invasivos que se le imponen al paciente más allá de su voluntad y que producen alta ansiedad y angustia”. Pero aclara: “No son solo preocupaciones de la vida cotidiana, sino pensamientos que hostigan. Hay gran cantidad de ideas obsesivas, las más comunes tienen que ver con la posibilidad de sufrir algún daño, pérdida o enfermedad, o bien, que esto le suceda a un ser querido. También pueden aparecer imágenes indeseadas con temáticas sexuales, religiosas, etc”.

 

A diferencia de lo que vemos en la televisión, convivir con un TOC puede resultar un verdadero calvario. Miedos e inseguridades, ansiedad y sufrimiento son constantes en la vida de quien lo padece

 “Las obsesiones más comunes son el miedo a la suciedad, a los gérmenes y a lastimarse. También el temor a actuar con impulsos agresivos o violentos o bien tener una exagerada preocupación por el orden y la simetría de las cosas”, sostiene la Dra Ferreti.

El psiquiatra Pedro Horvat (MN 703.020) hace hincapié en la sensación de inmediatez que padece la persona con un TOC. “Le aparece súbitamente una idea que resulta intolerable, y la convicción de que si no hace algo en función de esa idea, algo muy malo podría ocurrir”, explica el también psicoanalista.

 

Las obsesiones más comunes son el miedo a la suciedad, a los gérmenes y a lastimarse. También el temor a actuar con impulsos agresivos o violentos o bien tener una exagerada preocupación por el orden y la simetría de las cosas

Dra. Gabriela Ferretti (MN 81.108) - NEURÓLOGA

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios