Con una pechera, el delantero respondió a las primeras órdenes de Eduardo Coudet en la cancha auxiliar del Cilindro de Avellaneda.

El delantero Nicolás Reniero, el último refuerzo de Eduardo Coudet, se unió este lunes a los entrenamientos de Racing en la cancha auxiliar del Cilindro de Avellaneda en la semana previa al duelo contra River por la tercera fecha de la Superliga.

El ex San Lorenzo respondió a las primeras órdenes del Chacho, a quien le aporta juventud y juego aéreo por el frente de ataque de su sistema, con una pechera naranja, por lo que antes tendrá que amoldarse al grupo para sumar minutos.

La Academia pagó 3.6 millones de dólares brutos por el 80% de su pase tras las incorporaciones de Matías Rojas, David Barbona, Walter Montoya y José Luis Rodríguez. 

Por su parte, el presidente de la institución, Víctor Blanco, se hizo presente en la práctica y charló con el entrenador, que este sábado buscará su primer triunfo luego de los dos empates consecutivos.

Compartir

Comentarios