Sector panadero

Preocupación en el sector por el impacto de la suba del dólar.

Miguel Di Betta, presidente de la Federación Argentina de Industrias del Pan y Afines, en diálogo con LV12, dijo que no tienen precio de la harina. "Hoy vamos a tener mas abierto el panorama", agregó. Además, comentó que en los últimos años cerraron 1500 locales.



"Tenemos todas las ventas suspendidas, tanto de harina como de materia prima. Estamos en una incertidumbre total porque verdaderamente no tenemos idea lo que estamos trabajando". De esta manera, graficó Miguel Di Betta, presidente de la Federación Argentina de Industrias del Pan y Afines, la situación que vive el sector tras las disparada del dólar que hubo ayer, donde la divisa aumentó más de $10 en el día, cerró a $57,30 y generó incertidumbre en los mercados. 

Di Betta comentó que "ayer la primera respuesta de los molinos y de los vendedores de materia prima fue directamente que no tenían precio ni mercadería para la venta. Esa era la palabra de ellos para cuidar sus productos y no venderlos ante la inestabilidad que había ayer en el dólar". 

El referente del sector estimó que hoy se tendrá "un poquito más abierto el panorama y veremos qué es lo que sucede. Si no tenemos una respuesta no sé qué pasos vamos a seguir".

De todos modos, consideró que "no hay que alarmarse, hay que tener un poquito de calma y ver qué es lo que pasa hoy. El domingo fueron las eleccciones, ayer fue un golpe tremendo el que hemos tenido, aparte de la crisis que estábamos viviendo encontrarnos con esto verdaderamente nos vuelve locos. Pero hay que tener un poco de paciencia y ver que es lo que pasa hoy. Yo calculo que esto tiene que tener un compás de espera", expresó. 

Consultado sobre un aumento en el precio del pan, respondió que "si vemos estos costos que se están viendo por supuesto que hay un inmenente aumento de los productos. Hay que esperar a ver que pasa hoy, ayer fue un día sorpresa para nosotros porque no esperábamos este golpe tan grande que hubo. Vamos a ver hoy que contestación tenemos de los molinos y de todos los vendedores de materia prima. Algo el gobierno tiene que hacer para paralizar un poco este problema", concluyó.  

Por otro lado, Damián Costilla, secretario general de la Unión Obrera Molinera delegación Tucumán ,comentó: "No habrá faltante de pan en las góndolas, es verdad que la mayoría de las empresas especulan con la suba del dólar. El sector de los molinos actualmente está en crisis". 

"La mayoría de los molinos tucumanos muelen entre 200 y 300 toneladas por día. El problema viene del año pasado, porque se tuvo una mala cosecha. Lo que se prioriza es que ningún trabajador sea despedido", finalizó Costilla.

 

Compartir

Comentarios