El histórico entrenador del ascenso falleció a los 59 años producto de una cruel enfermedad. "Estamos impactados. Quedó en la historia de Atlético", dijo en LV12 Ignacio Golobisky, directivo decano. "Era muy querido por todos", sostuvo.

 

 Héctor Rivoira falleció este miércoles a los 59 años. "El Chulo", con una larga trayectoria en el fútbol de ascenso, murió tras luchar contra una dura enfermedad, informó el club Ituzaingó de Buenos Aires.

El entrenador es muy recordado en Atlético Tucumàn, ya que dirigió al club en dos oportuniddes, consiguiendo en una de ellas el ascenso a primera división.

"Estamos impactado por esto, más alla de que sabíamos que estaba mal de salud", comentó en LV12, Ignacio Golobisky, directivo decano. "Era una persona joven, activo", agregó.

El dirgente no dudo en señalar que el "Chulo" "quedó en la historia de Alético Tucumán". "Sus condiciones humanas lo hacían un tipo excelente muy querido por todos". 

 

Compartir

Comentarios