La economía le da incertidumbre a las ventas por el Día del Niño.

El sábado, los comerciantes trabajarán en horario normal; el lunes, optativo y no obligatorio.

Raúl Fioretti, titular de la Cámara de Comercio de Tucumán, explicó que la nueva devaluación aplacó las "buenas expectativas" que tenía el sector por el festejo de los más chicos.


La devaluación de la economía argentina desde el lunes post electoral engloba cada rincón de la actualidad del país, sobre todo con el Día del Niño a la vuelta de la esquina y las intenciones del comercio de recaudar una cantidad que pueda solventar el arrastre negativo de los últimos años.

El titular de la Cámara de Comercio de Tucumán, Raúl Fioretti, explicó en LV12 que las expectativas cayeron y se transformaron en incertidumbre: "esperemos que las ventas sean buenas, las expectativas eran buenas pero desde el lunes es más difícil evaluarlo. La ventaja es que el niño tiene un atractivo importante, si fuera el Día del Padre no nos darían bolilla, pero nadie deja de regalarle nada al niño".

Con respecto a los programas Ahora 12 y 18, Fioretti remarcó que son "optativos para los comerciantes" y en cuanto a la tendencia del consumo de los menores, "la elección migró hacia la tecnología, cambió totalmente. La TV modificó totalmente el consumo de los chicos".

Por la modalidad de trabajo que mantendrán los comercios, el titular de la Cámara comercial detalló que el sábado será jornada normal de empleo, el feriado se trasladó hacia el lunes, que será optativo para los trabajadores, no obligatorio. Por último, Fioretti explicó que no se cobrará doble por el trabajo del sábado.

Compartir

Comentarios