En la madrugada, tras el allanamiento de su casa, policías subieron a Franco a una camioneta negra; la familia asegura que no sabe dónde está

La información del arresto de Franco Schillaci fue confirmada por la abogada de Víctor, Elisabeth Gasaro, en comunicación telefónica con el canal de noticias TN. Gasaro contó que a las 3 de la mañana la Policía se acercó a la casa de la madre de los Schillaci con una orden de allanamiento y luego pidieron ir a la de Franco, pese a que no contaban con una orden para allanarla.

El 28 de diciembre, en declaraciones ante la prensa, Franco había asegurado que días atrás una camioneta lo había seguido, que la DDI lo paró, le revisó el auto, la casa, que lo subieron a un auto y le dijeron que deje de dar notas y de hablar de Aníbal Fernández . "Creo que mi hermano va a aparecer muerto", había confirmado.

Ahora, la abogada de su hermano, fugado desde el domingo 27 de diciembre junto a los hermanos Cristian y Martín Lanatta del penal de General Alvear, confirmó que volvieron a meterlo en una camioneta oscura hace horas y que desde entonces la familia no sabe nada sobre su paradero.

"No sabemos bajo qué concepto lo detuvieron; estamos asustados. Los agentes durante el allanamiento fueron cordiales. Primero fueron a la casa de Olga, la allanaron y pidieron ir a la de Franco, que está a 20 cuadras. Allí, tras ser atendidos por él, lo subieron a una camioneta con pretexto de volver a la casa de su madre y desde entonces no se sabe dónde está", declaró Gasaro.

"Él nunca tuvo contacto con su hermano. Y ayer ya había manifestado que tenía miedo, que temía por su vida y por la de su hermano", afirmó la abogada.

Minutos después, se confirmó que Franco Schillaci fue trasladado a una comisaría de Berazategui.

El testimonio de la mamá de los Schillaci

Olga, madre de Víctor y Franco, también habló con la prensa y aseguró que fueron cinco los efectivos que estaban en la camioneta junto a su hijo.

"5 y media de la mañana fue el último contacto que tuve con Franco. No lo esposaron y de la casa no secuestraron nada. No teníamos nada porque ya se habían llevado todo en el allanamiento anterior", indicó Olga.

Además, la madre de Víctor contó que la última vez que habló con su hijo Víctor fue el 29 de noviembre pasado, cuando se acercó al penal para celebrar su cumpleaños. Allí, también estuvo junto a los hermanos Cristian y Martín Lanatta. "Siempre que lo iba a ver estaba con los Lanatta, los conozco de hace muchos años, para mí son excelentes personas".

"No puedo suponer nada. No sé qué pensar. No sabemos si les pasó algo, dicen que están muertos, que están en Uruguay, ellos no se comunican con nadie de la familia", dijo la mujer respecto de los prófugos.

Para finalizar, admitió: "Si se entregan, todos los vamos a apoyar; que se entreguen".

Compartir

Comentarios