Comenzó en Banda del Río Salí y terminó en la capital tucumana.

El delincuente y los elementos secuestrados.

Comenzó en la ciudad de Banda del Río Salí y terminó en la capital tucumana. La Policía secuestró varios elementos y dinero en efectivo.

Dos delincuentes hombres robaron un local de venta de celulares en la ciudad de Banda del Río Salí. Tras el robo, hubo una larga persecución que terminó en la capital tucumana y con uno de los delincuentes detenido. Se secuestraron numerosos elementos robados y dinero.

Todo comenzó cerca de las 21. Dos malvivientes armados ingresaron a un local de venta y reparación de celulares ubicado en calle Belgrano al 300 en la ciudad de la zona este de la provincia. Tras amenazar al personal apuntándoles con las armas, robaron numerosos objetos y dinero.

“Un civil presenció lo ocurrido e inmediatamente alertó a personal de Vigías de la Municipalidad de Banda del Río Salí”, explicó el Comisario René Ramírez, Jefe de la comisaría de esa ciudad.

El jefe de la Comisaría destacó el accionar de los vigías municipales. “Los dos vigías fueron muy valientes, ya que al salir los sujetos del comercio portando las cosas que habían robado, intervinieron para detenerlos e identificarlos”, explicó. “A pesar de ello, los malvivientes se resistieron y tras amenazar a los vigías con sus armas de fuego, intentaron darse a la fuga”, detalló.

Uno de los dos sujetos logró escapar, y el otro subió a un taxi bajo amenazas. Mientras le apuntaba al taxista, lo obligó a huir del lugar. Los vigías se comunicaron inmediatamente con el personal policial que recorría en ese momento la ciudad en el marco del Operativo Barrio Seguro, que se despliega todos los días en un trabajo conjunto de la Comisaría local, Patrulla Motorizada e Infantería.

“La policía recibió los datos del taxi secuestrado por el ladrón e inició una persecución que finalizó en jurisdicción de la Comisaría Seccional 4° de la capital tucumana”, informó el Comisario Ramírez.

“Finalmente, el sujeto fue reducido y aprehendido. Se concretó el secuestro de numerosos elementos robados al local, entre los que había dinero celulares, repuestos, notebooks, parlantes y otros elementos de computación”, detalló Ramírez. También le secuestraron un arma de fuego de grueso calibre.

“Todo es materia de investigación, pero el sujeto aprehendido ya fue puesto a disposición de la Justicia”, informó Ramírez. Y cerró destacando: “El rápido accionar y el trabajo coordinado de las fuerzas municipales y provinciales fue fundamental para lograr neutralizar la situación".

Compartir

Comentarios