El equipo de Frank Kudelka logró una victoria importante que le permite sumar en la tabla de los promedios. Facundo Nadalín y Lucas Albertengo anotaron para la Lepra, que está invicto en el torneo.

 

 Newells Old Boys consiguió destrabar en el segundo tiempo un encuentro que aparecía cerrado y le ganó 2-0 a Unión, en el Parque Independencia, en la tercera fecha de la Superliga . Así, los rosarinos tienen dos triunfos en otros tantos partidos, ya que tienen postergado el que debieron jugar la semana pasada ante Independiente, que imprevistamente debió disputar el cuarto de final de la Copa Sudamericana ante Independiente del valle.

Terminó la tarde con ganancia absoluta para Newells.. En un campeonato donde cada punto es oro en polvo, resolvió sus dos primeros partidos de local con idéntico marcador, 2 a 0, y algunas señales positivas.

La víctima fue Unión, inofensivo en ataque, irresoluto en el medio. Un equipo que transitó la medianía y que solo llegó una sola vez promediando el primer tiempo por medio de Walter Bou.

El DT Frank Kudelka empieza a ordenar el semblante leproso. Aprovecha a cada jugador, maneja sus energías, y aunque por momentos cae en la indefinición, sale rápido.

Y además algunos rendimientos individuales le dan soporte. Alan Aguerre, Lema y Gentiletti, el trajinar de los volantes centrales, y el trajinar de Alexis Rodriguez y Lucas Albertengo, que en dos partidos marcó dos goles. 

Uno, ante los santiagueños, de goleador, el de la tarde primaveral de hoy, de crack.

Sin confundirse, el equipo rojinegro se afirma. Dominante en gran parte del primer tiempo, el local pudo quebrar la resistencia en un puñado de jugadas. Casi todas llegaron vía aérea aunque con una génesis de intensidad y cambio de ritmo previo.

A los tres minutos la protagonizó Albertengo, tras un corner que un defensor despejó en la línea. Del corner posterior, Gentiletti falló al arco de buena posición. Luego la combinación de los Rodríguez no fue bien terminada por Formica. Ahí nomás, Albertengo se filtró por la izquierda y Moyano salvó milagrosamente. Así, en los primeros diez minutos vibró Newells.

Unión respiraba tirando pelotazos y sacando el equipo como si fuera rugby. Aun en ese barullo tuvo en los pies de Bou una chance de gol que tapó Aguerre. Apagado el local y despierto Union. Así empezó el segundo tiempo.Muchos errores en la salida y Union agazapado.

En una jugada de pelota parada y con remate deficiente pero con efecto Nadalin, en su primera conquista en primera, abrió el marcador. Trató de reaccionar Unión, con nada. Hasta que Albertengo, con una finta de bailarín de tango, engañó a todos y tocó de zurda al gol.

Newells quiere irse rápido de la zona de peligro y hasta ahora cumple.


Fuente: La Nación

Compartir

Comentarios