Curiosidades sobre búhos

No todas las especies de búhos son nocturnas

Nadan, pueden girar su cabeza 270º, su cuello tiene 14 vértebras, sus orejas son asimétricas y pueden oír frecuencias diferentes y otras curiosidades de esta ave del mundo nocturno. ¡Ah! Su pariente más cercano es el colibrí.

Los búhos son famosos por su visión. Con su gran capacidad para detectar y capturar pequeñas presas incluso en las noches más oscuras, no poseen globos oculares redondos como nosotros. En cambio, son alargados y se encuentran asentados en "anillos escleróticos", una estructura ósea en el cráneo. Los búhos tienen una visión binocular similar a la de los humanos, ya que los ojos están orientados hacia el frente, lo que les brinda (y a nosotros) una gran capacidad para juzgar la altura, el peso y la distancia. Sin embargo, mientras que los humanos tienen un campo de visión de 180 grados, con aproximadamente 140 grados de visión binocular, los búhos solo tienen un campo de visión de 110 grados con aproximadamente 70 grados de visión binocular. Lo que les falta en la visión binocular lo compensan con su visión nocturna legendaria y su visión de futuro.

Su forma también proporciona un tamaño de retina comparativamente más grande que está repleto de varillas sensibles a la luz, lo que nos conduce a las extraordinarias propiedades de captación de luz del ojo del búho que se ven reforzadas en muchas especies por una capa reflectante detrás de la retina llamada tapetum lucidum, que refleja de nuevo en las varillas cualquier luz que pueda haber pasado por la retina sin golpearla una por primera vez.

¿Qué especie de búho tiene mejor visión? Parece ser que los búhos leonados son los que tienen los ojos mejor desarrollados de todas las variedades de búhos, incluso de todos los vertebrados, probablemente alrededor de 100 veces más sensible en niveles de poca luz que nuestra visión.

¿Y qué hay del color de su iris? Es un aspecto fascinante. El color del iris está relacionado, en parte, con la hora del día o la noche en que un búho caza. Aunque no se cumple taxativamente en todas las especies de búhos, el color de los ojos tiende a indicar a qué hora del día prefieren estar activos los búhos. Siempre hay excepciones, pero la mayoría de ellos caza casi al mismo tiempo que otros búhos del mismo color que los ojos, según Raptor Rescue, una organización benéfica de rehabilitación de aves de presa. Este vínculo no se comprende completamente, pero hay bastante evidencia: el color de ojos de las especies se correlaciona con los períodos de actividad diaria.

Los colores tienden a ser marrón oscuro o negro para los búhos estrictamente nocturnos, naranja (y casi rojo) para los búhos crepusculares que cazan al amanecer y al atardecer, y el amarillo para los búhos diurnos que cazan durante el día.

¿Te has quedado con ganas de más? No te pierdas esta galería.

 

¿Sabías que los búhos pueden nadar?

Los búhos cornudos (Bubo virginianus) -que no tienen cuernos- pueden nadar con sus poderosas alas. También conocido como el búho americano, es capaz de deslizarse nadando hacia la orilla por si accidentalmente se moja, en vez de intentar volar con las plumas mojadas. Al llegar a la orilla, el búho mueve enérgicamente sus plumas para secarlas antes de alzar de nuevo el vuelo.

 

¿Todos los búhos son noctámbulos?

Si bien son famosos por su estilo de vida nocturno, no todos son búhos nocturnos. Algunos búhos son diurnos, lo que significa que cazan durante el día. Esto incluye el gran búho gris (Strix nebulosa), el búho halcón del norte (Surnia ulula) y el búho pigmeo del norte (Glaucidium gnoma). No se sabe si el ancestro común de los búhos y los halcones era diurno, como el halcón, o nocturno, como la mayoría de los búhos, pero lo que sí sabemos es que algunos prefieren cazar de noche y otros de día.

 

El cuello de los búhos es espectacular

Cuentan con 14 vértebras en el cuello, que es el doble del número que tenemos los humanos. Esta anatomía única ayuda a los búhos, como el búho barrado (Strix varia) nativo de Norteamérica, a girar su cabeza 270 grados. ¿Cómo es posible? Sus  vértebras tienen orificios que son aproximadamente 10 veces más grandes que las arterias que transportan la sangre de los animales. Con tanto espacio de maniobra, las arterias pueden pasar fácilmente a través de los orificios vertebrales permitiendo este llamativo giro de cabeza. Además, hay que tener en cuenta que los búhos no pueden mover sus ojos fácilmente, por lo que necesitan girar el cuello para ver lo que hay alrededor.

 

El búho más grande del mundo

El búho más grande registrado era el búho gigante de Cuba (Ornimegalonyx), que se encuentra extinto. Este búho corredor gigante vivía en la isla de Cuba y los expertos no están seguros de si el búho de 1,1 metros de altura era capaz de volar. Sin embargo, sus piernas largas y potentes indican que era un corredor de elite. Si pudiera volar o planear, habría sido una de las aves más grandes que el mundo jamás haya visto sobre el cielo. Se alimentaba de perezosos y roedores ahora extintos conocidos como jutias.

 

Las lechuzas comunes son grandes cazadoras de ratas

Las lechuzas comunes (Tyto alba) son grandes cazadoras de ratas y ratones. Son tan buenas aves de presa que un par de lechuzas pueden comer hasta 6.000 roedores por año, lo que significa que los agricultores no necesitan usar tantos pesticidas tóxicos para proteger sus cultivos.

 

Búhos con falsos ojos

¿Sabías que algunos búhos tienen ojos falsos? El búho pigmeo del norte (Glaucidium), por ejemplo, tiene unos brillantes ojos amarillos en la cara y plumas de color negro en la parte posterior de su cabeza que, si te fijas bien, parecen realmente otros ojos, más oscuros y espeluznantes. Estos puntos "oculares" son una ventaja defensiva, pues pueden "disuadir a los depredadores que se acercan o, al menos, ralentizar su movimiento.

 

No son impermeables

Es raro ver a un búho cazando bajo la lluvia. ¿Por qué motivo? Los búhos no son impermeables y, básicamente, las suaves plumas del cuerpo de los búhos absorben mucha agua, por lo que no es muy buena idea salir a cazar si está diluviando ahí fuera.

 

Los búhos también reciclan

En su caso, nidos. Los búhos no construyen los suyos, sino que usan nidos o cavidades de árboles dejados por otras aves, como los pájaros carpinteros y los emplean como suyos propios. Es el caso de búhos cornudos (Bubo virginianus) o de la lechuza madriguera (Athene cunicularia), por ejemplo, que no cavan su propia madriguera. Lo habitual es que usen huecos de en árboles, sótanos, cuevas.

 

 

¿Migran los búhos?

Algunas especies sí migran, pero lo habitual es que la mayoría de los búhos se queden en el mismo lugar durante todo el año sin importar estaciones ni tiempo.

 

¿Sabías que no tiene buche?

El búho es la única especie de ave que no tiene buche, lo que resulta muy curioso. El buche es una especie de saco que permite que los alimentos que ingieran sean almacenados para ser digeridos posteriormente.

 

El búho nival es capaz de recorrer grandes distancias

Los búhos nevados (Bubo scandiacus) generalmente viven en el Ártico, pero de vez en cuando, estas magníficas aves vuelan hacia el sur, en un viaje que se conoce como irrupción. Una de las irrupciones más grandes del siglo pasado ocurrió durante el invierno de 2013-2014, en la que informes del Proyecto SNOWStorm, observaron lechuzas nevadas hasta el sur de Florida y las Bermudas. Otro búho nival incluso voló cerca de 4.800 kilómetros a Hawái, donde aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Honolulú el Día de Acción de Gracias de 2011. Sin embargo, temiendo que la lechuza chocase con un avión, los oficiales federales decidieron matarla.

 

¿Cómo son las orejas de los búhos?

Los búhos tienen orejas asimétricas, y cada oreja puede detectar frecuencias ligeramente diferentes. Emplean las diferencias en el tiempo y el tono de los sonidos que llegan a cada oído para identificar la ubicación de la presa.

 

¿Las hembras y los machos tienen el mismo tamaño?

De ningún modo. Las hembras de búho tienden a ser más grandes que los machos, una característica que puede desalentar a los machos a competir entre sí por las féminas. O tal vez los machos son más pequeños porque les ayuda a volar más rápido y a ser más ágiles cazadores, lo que posteriormente será de gran ayuda una vez que lleguen los polluelos y haya que alimentarlos. En concreto, la hembra es un 25% más grande.

 

Cerebros...

Los búhos tienden a comerse la presa desde cabeza. Esto ayuda a las aves a capturar y masticar el cerebro, que está repleto de proteínas.

 

Eclosión asíncrona

Los búhos no ponen sus huevos todos a la vez, lo que significa que sus huevos eclosionan en diferentes momentos, una característica conocida como eclosión asíncrona. Así, la hembra de un búho pone sus huevos a intervalos de 1 a 3 días. Esta estrategia puede asegurar que algunos polluelos sobrevivan incluso si hay un período en que la comida escasee.

 

Plumas sigilosas

Los búhos son conocidos como voladores tremendamente silenciosos. Necesitan estar completamente en silencio si quieren atacar a una presa que se mueve rápidamente. Para lograr esto, tienen alas amplias que les permiten planear y minimizar el aleteo, que es lo que crea la mayor parte del ruido de un ave voladora. Además, muchas especies de búhos tienen plumas de vuelo especiales que minimizan el sonido al batir sus alas. En los bordes de las plumas poseen unos flecos rígidos, que recuerdan a los dientes de un peine, que actúan para reducir la turbulencia. Luego, en los bordes de salida de las mismas plumas, hay flecos suaves, parecidos a los bordes deshilachados de un paño rasgado, que reduce aún más la turbulencia restante. Las alas también están cubiertas de plumas suaves para amortiguar aún más el sonido. Es una estrategia perfecta para acercarse sigilosamente a presas desprevenidas.

 

¿Sabías que los búhos son un signo de muerte en muchas culturas?

Así es, incluidas algunas tribus nativas americanas. Por ejemplo, soñar con un búho significaba una muerte inminente para los antiguos apaches. Las llamadas de los búhos boreales se asociaron con espíritus y si respondías a un búho con un silbato y no recibías respuesta, era una señal de que la muerte era inminente.

 

Compartir

Comentarios