La selección de básquet precisa un resultado por el Grupo K para cumplir un gran objetivo.

La selección argentina de básquet persigue un doble objetivo en China 2019: avanzar lo máximo posible en el Mundial, en que ya está clasificada para cuartos de final, y además ganar uno de los dos boletos que el torneo entregará para equipos americanos para los Juegos Olímpicos del año próximo.

Para esa segunda meta el equipo dirigido por la Oveja Hernández también marcha muy bien y mañana podría sentenciar su pasaje a Tokio 2020. ¿Qué necesita? Un resultados por el Grupo K: Que Estados Unidos, invicta hasta acá, supere a Brasil o que República Checa le gane a Grecia, que llega al juego eliminada.

Compartir

Comentarios