Solo una mujer está entre los 500 mejores pagados en el mundo de los eSports.

Sasha Hostyn es la jugadora mejor pagada del mundo con unos ingresos de u$s335.551.

Hay solo una profesional entre los mejores 500 exponentes de los deportes tecnológicos que permanecen en pleno auge a nivel mundial. El mejor pago acumula ganancias de 400 jugadoras.

Si hay un sector en el que la diferencia salarial entre hombres y mujeres es alarmante es el de los deportes electrónicos. El mundo de los eSports, que tanto ha crecido en los últimos años en todo el planeta, genera contratos millonarios entre los mejores jugadores. Sin embargo, los hombres copan de forma increíble los rankings de los mejor pagados.

La clasificación que ha publicado Esports Earnings no dejan lugar a dudas: solo hay una mujer entre los 500 mejores jugadores del mundo. El resto, 499, son hombres. No solo eso: si tenemos en cuenta el sueldo del mejor jugador del mundo, Johan Sundstein, hay que sumar las ganancias de las 400 mejores jugadoras femeninas para lograr la mitad de sus ingresos.

Sasha Hostyn es la jugadora mejor pagada del mundo con unos ingresos de 335.551 dólares, muy por delante de Katherine Gunn que, con 122.000 dólares, es la segunda clasificada. Ambas son las únicas mujeres que superan la barrera de los cien mil dólares y solo Hostyn ocupa un lugar entre los 500 jugadores de eSports mejor pagados: su puesto es el 328.

Tanto Hostyn como Gunn se encuentran a años de luz de Johan Sundstein, que con 6.889.591 dólares es el jugador mejor pagado del mundo. Su especialidad es el DOTA2, uno de los videojuegos más populares del sector de los eSports y que más dinero mueve en competiciones. Hostyn y Gunn, por su parte, destacan en StarCraft II y Halo: Reach, respectivamente.

Fuente: El Confidencial.

Compartir

Comentarios