La científica del Conicet, Carolina Monmany, explicó en LV12 el detalle del informe que indica una acción nunca antes revelada de una polilla de la cera y sus consecuencias.


Tomó notoriedad a nivel nacional la exposición de un equipo de investigadores tucumanos en el marco del SoapBox Science del pasado sábado en Plaza Independencia, el evento a nivel mundial con una primera edición histórica en Latinoamérica para visualizar la actividad de la mujer y concientizar por su precarización como cuestión de género.

Carolina Monmany, la investigadora del Conicet y cabeza del grupo que llegó al innovador informe, explicó en LV12 los detalles del reporte que generaron: "estamos hace tres años con este modelo de estudio, observamos que las polillas pequeñas y grandes de la cera, que son dos que vienen de Asia que acompañan a las abejas de miel, y nuestro primer reporte fue la alimentación tan llamativa, no detectada en ninguna parte del mundo, la reportamos en 2018 a la polilla pequeña comiendo silobolsas, que acá es un material usado para tapar a las colmenas para que las abejas no pasen frío".

Científica tucumana

"Queríamos saber cual era el plástico que la oruga prefería entre bolsas de supermercado, telgopor y paquetes de fideos, los más comunes que hay. Conté eso el sábado y vimos que prefieren las bolsas de supermercado. Identificamos cuáles son las bacterias que le permiten hacer esto a la oruga", expresó Monmany, que aseguró que "estamos comprobando cuales son los cambios clínicos de esta comunidad".

Compartir

Comentarios